Carlos Sastre ha perdido hoy otros 18 segundos, al verse cortado, al igual que su compañero Xavi Tondo, en la recta final de la etapa que terminaba en Orihuela. “He estado siempre con mis compañeros en la parte delantera del pelotón y en la rectal final ha habido un poquito de caos, se han empezado a cortar corredores y había coches de la organización aparcados en la parte derecha de la carretera. Los últimos tres kilómetros, aparentemente los más fáciles, han sido los peores de la etapa de hoy”, comenta el líder del Cervélo TestTeam, que llegó en el puesto 118º, en una jornada que tuvo como triunfador al sprint a Alessandro Petacchi.
Esta etapa me ha recordado a las de Holanda, con cantidad de curvas, cruces y rotondas… Hemos pasado veinte veces por el mismo sitio y la verdad es que ha sido un día muy nervioso, en el que ha hecho mucho aire y había que estar siempre muy atentos a los posibles cortes”, añadía un Carlos Sastre que pese al tiempo cedido mira con cierto optimismo el futuro de la carrera, donde en la clasificación general que sigue comandando Philippe Gilbert ha bajado al lugar 27º, a 2’33”.
Las sensaciones cada día son un poco mejores, estoy entrando en la carrera poco a poco y este fin de semana creo que tenemos el comienzo real de esta Vuelta a España”, asegura. La etapa del sábado tiene la llegada final en Xorret de Catí, 3,8 kms. de ascensión al 11,5% con tramos de hasta el 22% y en cuya primera ascensión venciera el abulense José María ‘Chava’ Jiménez.