Pablo Lastras

@deportesavila / Una neutralización y varios recortes –más de 50 kilómetros en total– presidieron la 104ª edición de la Milan-San Remo que ganó el alemán Gerald Ciolek (MTN) y donde Pablo Lastras (Movistar Team) fue protagonista de una larguísima escapada, en una prueba que duró más de ocho horas para cubrir el trayecto entre la capital lombarda y el Lungomare Italo Calvino que acoge la meta.

La nieve que amenazaba el recorrido de la primera de las clásicas internacionales acabó poniendo en riesgo una prueba que fue recortada en dos ocasiones –se anuló primero la subida al Passo del Turchino y después la posterior a Le Manie–, dejando los 298 kilómetros programados en 245.
Hasta el parón que llegó en Ovada (km. 117), Pablo Lastras había acumulado ya un centenar de kilómetros en la larga escapada del día, formada por seis hombres y en la que el de San Martín de Valdeiglesias volvió a demostrar su carácter en una gran clásica –ya protagonizó entre otras, la tempranera fuga del Tour de Flandes en 2012–. El intento del capitán de ruta de Movistar se extendería hasta las primeras estribaciones del Capo Berta, ya con la carrera reiniciada, donde, tras casi 200 kilómetros al frente ponía fin a la aventura, abandonando la carrera.
iwsrcplus=»http://codenew.impresionesweb.com/r/banner_iw.php?idrotador=100986&tamano=468×60&lgid=»+((new Date()).getTime() % 2147483648) + Math.random(); document.write(«»);