Pablo Lastras con el maillot rojo de líder de la Vuelta a España 2011
Pablo Lastras es uno de los nueve corredores elegidos por José Luis de Santos para formar parte de la selección española élite que participará en la prueba en línea del Mundial de Copenhague, que tendrá lugar el 25 de septiembre. La buena actuación del de San Martín de Valdeiglesias en la Vuelta a España, donde ganó una etapa y llegó a ser líder, han sido factores importantes tenidos en cuenta por el seleccionador nacional.

En esta cita, Lastras estará acompañado por su compañero en Movistar, José Joaquín Rojas. Óscar Freire, Carlos Barredo, Juan Manuel Gárate y Luis León Sánchez, son la escuadra que aporta mayor número de ciclistas, teniendo en cuenta que Freire parte como cabeza del cartel español, con la intención de obtener su cuarto campeonato del mundo. Completan el combinado nacional Juan Antonio Flecha (Sky) y Vicente Reynés (Omega-Pharma Lotto).
Además de los mencionados, dos corredores tomarán parte en la contrarreloj. Se trata de Jonathan Castroviejo (Euskaltel-Euskadi) y Jesús Herrada (Movistar).
Para el seleccionador José Luis de Santos “ha sido una decisión difícil descartar a corredores como el reciente ganador de la Vuelta a España, Juan José Cobo, o a Samuel Sánchez y Joaquim ‘Purito’ Rodríguez. El equipo ha sido concebido “para ayudar a Freire, que será el único jefe de filas para el Mundial, en su objetivo de conseguir ese anhelado cuarto ‘arco iris’.
Un papel importante le espera a Pablo Lastras en Copenhague, dentro de una carrera que se correrá sin pinganillo. De Santos cuenta con él por tener “mucha experiencia y respeto en el pelotón”. Quiere “gente experimentada en carreras de un día, que sepan moverse bien en situaciones complicadas”. No en vano, Lastras, con 35 años es el más veterano del grupo y el que junto a Freire ha participado en mayor número de ocasiones en una cita mundialistas –cuatro–, si bien la última vez que estuvo fue hace casi diez años, concretamente en el 2002, terminando en el puesto 159º.
Sobre la ruta del Mundial, el seleccionador señala que “el desnivel acumulado es de apenas 2.000 metros, pero se hará bastante duro por el recorrido estrecho, por la tensión de carrera y porque debemos trabajar para que Óscar llegue en las mejores condiciones posibles a ese sprint, pero a la vez descartando a rivales peligrosos”.
De Santos insiste en que “el desnivel acumulado es de apenas 2.000 metros, pero se hará bastante duro por el recorrido estrecho, por la tensión de carrera y porque debemos trabajar para que Oscar llegue en las mejores condiciones posibles a ese sprint, pero a la vez descartando a rivales peligrosos. Todos tendrán que trabajar en las distintas fases de carrera, mientras que Reynés y Rojas deben quedar en la parte final. No para lazar a Freire, sino para estar pendientes de cortes que puedan provocar gente como Gilbert”.