Abel Gonzalo
@deportesavila / Desde el viernes 12 al domingo 14 de junio, el ciclista abulense Abel Gonzalo participará con su equipo, Hostal La Torre, en la 33ª edición de la Vuelta a Castellón, organizada por el Club Ciclista Sepelaco con José Cabedo al frente, que consta de tres etapas.
La Vuelta a Castellón quiere convertirse en una referencia del ciclismo Sub23. Para ello, la carrera ha aumentado la participación para 2015, de 16 a 18 equipos, y ha incorporado al KSV Deerlijk Gaverzich belga, subcampeón de la Copa de Bélgica de ciclismo en 2014 y campeones en 2013. Además, la prueba “del mar a la muntanya” mantiene la presencia de los mejores equipos Sub23 de España, como el Caja Rural, el Seguros Bilbao o el Lizarte. 

La lista completa de equipos la componen  Lizarte,  Specialized Fundación Contador,  Benicàssim Me Gusta Luk,  Caja Rural Seguros RGA,  Gomur, Fundación Euskadi, Telco’m Gimex, Compak, Super Froiz, Atika Safirfruit,  Hostal Latorre,  Seguros Bilbao, Controlpack,  Infispot Alavanet, Wolfbike Metal Lube y Bicis Esteve.
Viernes 12, Primera etapa: Benicasim – Benicasim, de 128 Kilómetros. La primera etapa de la Volta a Castelló partirá de Benicàssim por vigésima ocasión. La carrera se dirigirá de salida a la Urbanización de la Coma para afrontar un explosivo repecho (3ª categoría/3,2km al 6%). Desde allí la carrera se adentra en el interior de la provincia por el Alcalatén para subir a Costur (3ª categoría/7km al 3’5 %). Una vez en les Useres, la carrera buscará de nuevo la Plana Alta para subir el Desert de les Palmes (2ª categoría / 8km, al 5%) a 12 kilómetros de la línea de meta: distancia suficiente para romper la carrera y abrir diferencias en la meta de Benicàssim.
Sábado 13, Segunda etapa: Onda – Almassora, de 140 Kilómetros. La segunda etapa traslada la carrera a Onda y a la Serra d’Espadà, optando por repartir la dureza por todo el trazado, en lugar de concentrarlo al comienzo como el año pasado. Con un kilometraje que acaricia el límite de la categoría (140 kilómetros), el trazado recorre el Port del Marianet (2ª categoría/ 4’4km al 5’2%) y serpentea por la carretera de la sierra y del Alto Palancia con constantes repechos antes de subir a la Nevera (2ª categoría/ 4’6km al 5’2%). Desde su cima el recorrido da una tregua de 30 kilómetros. Pero el rodeo final al Pantano de Sitjar y a María Cristina volverá a endurecer la carrera.
Domingo 14, Tercera etapa: Grau de Castello – Vistabella, de 94 Kilómetros. Y para concluir la Volta a Castelló, el equipo de José Cabedo ha diseñado un recorrido novedoso. Sólo 94’2 kilómetros “del mar a la montaña” (se sale a 5 metros sobre el nivel del mar y se concluye a 1235), pero un trazado repleto de dinamita. La carrera sale del Grau de Castelló, sube a la Coma (3ª categoría) para, quizá, provocar una escapada y se dirige después hacia el Alcalatén ganando altura progresivamente. A 40 kilómetros para la meta, la carrera entra en una fase sin descanso: primero el Alto de la Bassa (3ª categoría: 2’5km al 5%), después el Alto de Benafigos (1ª categoría: 10km al 6%) y la etapa concluye en Vistabella (1ª categoría: 7km al 5’5%).