Carlos Soria ya está en Katmandú

El alpinista abulense encara su duodécima tentativa de hacer cumbre en el Dhaulagiri

@deportesavila / Con 82 años, el alpinista abulense Carlos Soria no cesa en su empeño de hollar la cumbre del Dhaulagiri, una montaña que se le resiste porque han sido once los intentos infructuosos de hacer cumbre en ella. Ha viajado hasta la capital de Nepal, Katmandú, donde se encuentra únicamente con el cámara Luis Miguel López Soriano, sin mayor número de integrantes de una expedición que carece de patrocinadores, a diferencia de las anteriores.

Estamos aquí camino del Dhaulagiri. En dos o tres días saldremos de Katmandú”, comenta Soria después de un viaje desde Madrid que “ha sido normal, un poco lento en la entrada y salida de los aeropuertos por la cantidad de documentación que hay que presentar”. Katmandú ha sido para él “una alegría porque vuelve a resucitar con la gente por las calles y las tiendas y los restaurantes abiertos”, aunque “no hay prácticamente nada de turismo”, pero “está mejor que como lo dejamos esta primavera”.

Tras abandonar el último intento el pasado mes de mayo, Carlos Soria dice estar en buena forma, no queriendo esperar a la próxima primavera y que el otoño le de suerte para poder sumar su decimotercer ocho mil. Si lo consigue le faltaría uno, el Shisha Pangma, para completar las catorce montañas más altas del planeta, de las que solo dos las habría logrado con menos de 60 años.