Carlos Soria no tira la toalla

@deportesavila / “El sentido común es lo menos común que ocurre por aquí”, manifiesta Carlos Soria desde el campo base del Dhaulagiri, en relación con la situación allí existente “verdaderamente complicada” y que va remitiendo. “La montaña nunca ha estado en condiciones, con un peligro clarísimo” y además han acudido muchísimas personas sin hacerse una prueba de Covid.

Han tenido que hacer 75 test de detección del Covid, de los que alrededor de un 30 por ciento han salido positivo. Al campo 2 han subido 38 personas para ir a la cumbre del Dhaulagiri que no tenían ninguna posibilidad de hacerla “por las condiciones de la montaña” y porque en el campo 3 no habrían cabido más de 15 alpinistas “como mucho y muy apretadas”. Pero ya están en el campo base después de haber desistido de realizar la ascensión.

La expedición de Carlos Soria ha decidido permanecer en el campo base pese a la situación existente. El confinamiento, inicialmente previsto hasta el día 15 de mayo, se amplía hasta el 30 del mismo mes. «Mejor esperar aquí que no en Katmandú, no lo cambiamos por estar en un hotel«, dice Soria, por lo que «todavía tenemos la oportunidad de hacer un intento para subir al Dhaulagiri» pese a que lleva tres días nevando, aunque se espera que la situación meteorológica cambie.

“Ahora va a haber unos días claros, con muchísimo viento y sol, y no tiramos la toalla, por si hubiese un milagro y la montaña mejorara” de cara a poder conseguir su objetivo de hollar uno de los dos ochomiles que le faltan al alpinista abulense para completar las catorce cimas más altas del mundo. Si no sucediera “hemos estado disfrutando de nuestra querida montaña como tantas veces”, concluye.