@deportesavila / El alpinista Carlos Soria no irá este otoño al Dhaulagiri a intentar conquistar la cima de la montaña que tanto se le resiste para completar el penúltimo ocho mil del planeta, el otro es el Sisha Pangma. La carencia de patrocinador es la causa, después que las dos últimas expediciones al pico del Himalaya tuviera que hacerlas con recursos propios y de amigos.

El otoño es peor que la primavera”, por lo que “para llevar una expedición precaria” va a esperar el abulense a la estación primaveral y hacerlo “como Dios manda y en condiciones con mis dos amigos, Luis Miguel López Soriano y Sito Carcavilla, con muchas ganas, tiempo y posibilidades de subir, llevando medios para grabar como siempre y los sherpas que necesitemos”.

Vamos a volver al Dhaulagiri y terminar mi proyecto”, asegura el veterano montañero, enviando un mensaje “a la gente mayor, de mi edad -tiene 83 años- y de menos de mi edad que se pueden hacer las cosas”.

Confía en conseguir los medios necesarios para la primavera. “Necesitamos un patrocinador y lo conseguiremos. Haremos lo que sea”, afirma.

Mientras tanto, Soria sigue entrenando “como siempre o más. Este año he combinado unos más largos con otros más cortos y he acudido a un rócodromo, el Sputnik que es una maravilla y me vale para tener mejor la cabeza, dado que solo pienso en coger la presa siguiente y así dejo de pensar que no voy a tener un patrocinador”. “No me entreno por obligación, sino porque me gusta. Quizá me paso en algunos pero luego recupero. Mi rodilla sigue con poca flexión pero con mucha fuerza”, asevera.

Premio Siete Estrellas del Deporte por el fomento de valores

Por otra parte, Carlos Soria ha sido distinguido con el Premio Siete Estrellas del Deporte de los años 2019 y 2020, otorgados por la Comunidad de Madrid, que no pudieron hacerse efectivos por la pandemia, y que reconocen públicamente la labor realizada por personas y entidades que hayan destacado significativamente en la promoción, fomento y desarrollo del deporte en la región.

El alpinista, junto a la única mujer española miembro del Comité Olímpico Internacional, Marisol Casado, se han hecho acreedores del citado premio por el fomento de valores.

También han sido premiados, como mejores deportistas, el ex futbolista del Real Madrid Marcelo, el piloto de Fórmula 1 Carlos Sainz, la jugadora de rugby Patricia García y la subcampeona paralímpica de atletismo Sara Martínez.

Se ha considerado al Atlético de Madrid y al Club Escuela Piragüismo de Aranjuez como mejores entidades deportivas, designándose como promesas madrileñas más destacadas a la subcampeona olímpica de taekwondo Adriana Cerezo y al nadador olímpico Nicolás García, mientras que en deporte inclusivo se ha condecorado al campeón del mundo de vela adaptada Gabriel Barroso y al Comité Paralímpico Español.

En materia de fomento del deporte los galardonados han sido los Ayuntamientos de Miraflores de la Sierra y Arroyomolinos, la Fundación Mapfre y la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias. Y en la categoría de deportividad el premio ha recaído en los pilotos de motos del Dakar, Javier Vega y Sara García, y el Club Escuela Juventud Sanse.