Carlos Jiménez se presenta a la reelección como presidente de la FACYL

@deportesavila / Convocadas elecciones para la presidencia de la Federación de Automovilismo de Castilla y León, son dos los abulenses que presentan su candidatura. Por un lado, estará el piloto Alberto San Segundo, y por otro, Carlos Jiménez, el actual presidente, que tras más de dos décadas en el cargo aspira a ser reelegido.

Bajo el lema #LaFacylQueNecesitas, Jiménez aporta su experiencia para adaptar la federación a los nuevos tiempos para que sea “entusiasta, resolutiva, colaborativa, integradora, funcional y cercana”. “Siempre teniendo en cuenta la opinión de oficiales, organizadores, deportistas y, muy especialmente a los jóvenes”, señala.

Su programa electoral está recogido en la web www.carlos-jimenez.es y tiene carácter continuista de la labor emprendida hace varios años. En el mismo hace referencia a tres campeonatos. Al de asfalto, donde “seguiremos progresando para acercarnos a la normativa FIA” y “no dejaremos ningún vehículo sin poder participar en nuestros campeonatos, los cuales seguirán dotados de premios en metálico que iremos aumentando cada año”. Al de tierra, contando con “un gran campeonato de Auto Cross con cuatro pruebas que tienen nivel de campeonato de España, así como un buen campeonato de rallyes de tierra que será mejorado sobre todo en el apartado técnico de los vehículos”. Y al de kartingquizás el mejor campeonato autonómico, a pesar del desmesurado campeonato nacional de la RFEdeA (10 pruebas), que ha terminado acabando con muchos campeonatos autonómicos” y al que “seguiremos dotándole de todo lo necesario para que pueda mantener su nivel actual.”

Jiménez pretende continuar promocionando el trofeo júnior para pilotos de hasta 25 años, tanto en asfalto como en tierra, manteniendo el buen rendimiento del colegio de oficiales con cursos de formación y reciclaje, y seminarios para unificar criterios, “siendo alrededor de 60 los examinandos para nuevos oficiales todos los años.”

Seguirá apostando por la comunicación digital mediante el contrato suscrito con IFG Motorsport, que mediante MotorCYL se encarga “de dar difusión y promoción en las redes sociales de todos y cada uno de nuestros campeonatos, además el campeonato de karting es retransmitido por TVCyL.«

La gestión económica, que permite la subvención a pilotos y clubes, “será continuista ya que nos basamos para ello en los resultados, siempre positivos de los últimos años y esto es debido a la contención del gasto”, “con un trabajador a tiempo completo y otro trabajador 3 horas y un salario del presidente que siempre fue de 0 euros y que seguirá siendo también de 0 euros.”

Descarta una presidencia profesional que supondría un coste de unos 40.000 euros anuales, así como la puesta de un coche 0 para las pruebas de rallyes y rallysprint que tendría un gasto de entre 12.000 y 15.000 euros al año y de un delegado de seguridad profesional permanente que costaría de 8.000 a 10.000 euros al año. En conjunto sumarían alrededor de 65.000 euros, “lo que significaría que el saldo positivo anual que tenemos se quedaría reducido a cero en tan solo un año”.

En cuanto a las licencias federativas el objetivo es incrementar su número “tanto de oficiales, deportistas y clubes, siempre ajustando los precios al máximo permitido y siempre pensando en los federados”. Garantiza la bonificación del importe de todas las licencias que no se hayan utilizado en 2020 para la temporada 2021. Asimismo quiere instaurar la próxima temporada la solicitud de licencias vía on line y el pago con tarjeta de crédito a través de la web de la Federación.

“Toda una vida en el automovilismo”

El candidato a la reelección atesora más de cuatro décadas en el mundo del automovilismo. Ha ejercido desde 1978 como comisario en diferentes facetas: de ruta, deportivo, técnico o cronometrador, además de haber sido director y secretario de carrera. También ha participado como piloto en pruebas de autocross, rallyes, montaña y el Desafío Samba, logrando varios podios.

Asimismo, durante una década fue organizador de pruebas automovilisticas, primero con la Escudería Gredos y más tarde con la Escudería Dakar. Entre ellas destacan las subidas al puerto del Pico y Navalmoral o el Rally Santa Teresa.

Desde hace 22 años es presidente de la Federación de Automovilismo de Castilla y León, que cuando accedió por primera vez al cargo se encontraba “con muy pocos recursos, muy pocos deportistas y escasos oficiales”, consiguiendo “subirla a un escalafón muy alto con un buen nivel”. Pasó de 6 pruebas al año hasta 70, incrementando el número de licencias de 160 a las 1.600 que actualmente existen.