Á.G.A. / El jugador del Real Ávila, Juan Camilo Osorio Orozco, jugará lo que resta de temporada en la Cultural Deportiva Cebrereña, a donde llegará en calidad de cedido.

Camilo, que acaba de cumplir 21 años, ya jugó en el equipo de Cebreros en Tercera División durante la campaña 2018/2019 tras ser llamado para algunos partidos cuando formaba parte del juvenil de la Zona Norte, filial culturalista. De ahí marchó al División de Honor Juvenil del Santa Marta, para incorporarse en 2020 al Real Ávila donde una grave lesión cortó la prometedora carrera deportiva del centrocampista abulense.

En su primer año vistiendo la elástica encarnada solo pudo actuar en 120 minutos en competición oficial, distribuidos en siete partidos, uno de ellos como titular frente al Real Burgos, choque en el que cayó lesionado en el minuto 36, sufriendo rotura del ligamento cruzado, del que fue operado. Fue hace casi un año, el 21 de febrero de 2021, en el campo burgalés de San Amaro.

Inédito en el presente curso futbolístico, la dirección deportiva del Real Ávila ha considerado que para la recuperación del jugador era conveniente que acumulase minutos sobre el terreno de juego, algo que iba a ser muy difícil en la plantilla encarnada que acaba de incorporar a dos medios, Perrini y Valdo, además de disponer en esa posición de Ortolà, Juanpe, Víctor y Grillo.

Es un jugador con un potencial increíble y la cesión a la Cebrereña le va a venir fenomenal porque ya se estaba soltando de la lesión. Necesita más confianza y sentirse importante dentro el grupo, jugando domingo a domingo, siempre que se lo gane, para el año que viene venir con un rol diferente a la primera plantilla”, ha dicho de Camilo Borja Rubiato, el entrenador del Real Ávila.

Nada mejor para el jugador que cambiar provisionalmente de aires y buscar el hueco con el que no contaba en el Real Ávila. Un buen refuerzo para Pepe García de cara a la segunda vuelta en la lucha por el retorno a Tercera.