López Manrique / El piloto abulense Víctor Rodríguez Núñez ha debutado el pasado fin de semana en el Campeonato del Mundo de Superport en la categoría 300, disputando las dos carreras previstas, con buenos resultados en ambas: octavo en la primera celebrada el sábado y décimo en la segunda disputada el domingo.

Dos posiciones de top-ten para el de Piedralaves, olvidando la expulsión que se impuso a su equipo, 2R Racing, en la prueba de Jerez por incumplir el protocolo de medidas contra la Covid-19 al proporcionar un catering a otros equipos, acción no permitida por las normas sanitarias. Después de no poder disputar la prueba de Portimao, el equipo de Víctor fue readmitido en el mundial y se estrenaba en el circuito Motorland de Aragón frente a 35 pilotos.

Hemos pagado la novatada, es nuestra primera carrera y tenemos que aprender para el futuro. Aun así estamos contentos con como está yendo el fin de semana”, comentaba el abulense después de los entrenamientos, donde era cuarto en la pole y decimonoveno en la superpole.

El piedralaveño cumplía con creces en tierras aragonesas en la primera carrera con su moto Kawasaki Ninja 400, logrando un meritorio octavo puesto, con victoria del holandés Jeffrey Buis. “Hemos estado luchando por el podium. Seguimos mejorando cada salida a pista”, señalaba Víctor.

El domingo en la segunda carrera cedía dos posiciones para clasificarse en la décima plaza, con nuevo triunfo de Buis, quien se confirmaba como líder del campeonato, con 86 puntos, por delante de la española Ana Carrasco, con 84, y del holandés Scott Deroue, con 83. Pese haberse perdido las cuatro primeras pruebas, Víctor Rodríguez ya es decimoctavo en la general, con 14 puntos, quedando “muy contento” de sus primeras carreras del año.