@deportesavila / El Real Ávila ha presentado hoy a Borja Rubiato, el fichaje más destacado que ha realizado para la próxima campaña. Una incorporación que se esperaba desde hace varias semanas, pero que no se ha llevado a cabo hasta ahora por respeto al Zamora, club al que pertenecía, y con el que se encontraba disputando el ascenso a Segunda División B, objetivo que finalmente ha conseguido.

El veterano delantero de 35 años ha explicado que lo que más le ha llamado la atención para firmar por el Real Ávila “es su historia, es un equipo que va camino del centenario, además de su vinculación con la localidad abulense de Santa María del Tiétar donde viven sus padres. “El cuerpo me pide estar con la familia porque llevo desde los 18 años fuera de casa”.

Acompañado del director general del Real Ávila, Carlos González, para quien “es un auténtico honor que un jugador de este nivel haya apostado por venir en una situación económica complicada”, el nuevo futbolista encarnado apunta un objetivo alto para la próxima temporada, que no es otro que “meternos en play off y subir a Segunda B. Para ello, reconoce que han de alcanzar “una línea regular y “cambiar la mentalidad que llevamos arrastrando en los últimos años”. Del Real Ávila le ha llamado la atención que haya ganado a los equipos de arriba como Zamora, Arandina y Segoviana, y que cuando iba fuera ante equipos teóricamente más débiles “se le escapaban puntos o perdía”.

Lo que vamos a transmitir es que el Ávila tiene que ir a cualquier campo a ganar y como mínimo cada año tiene que estar jugando el play off. Hay muy buena materia prima y tanto en la cantera como en el primer equipo se están dando pasos para profesionalizarse y estar a la altura del Zamora e incluso de la Ponferradina. Todo tiene su proceso y va a ser lento”, señala el delantero.

Reto apasionante

El reto que afronto es muy apasionante. Se puede hacer un buen año porque hay buenos jugadores y un cuerpo técnico que este año se ha renovado”, con el regreso de José Manuel Jimeno, un entrenador que le gusta a Rubiato porque es “de los que aprieta los noventa minutos”. “Aunque es una persona que en caliente es muy efervescente, en frío es totalmente diferente y saca mucho rendimiento a la plantilla”, apostilla.

Para el delantero, la división del Grupo VIII en dos subgrupos, con el Real Ávila enfrentándose a los otros dos equipos equipos abulenses, más los de las provincias de Burgos, Soria y Segovia, hace que el conjunto encarnado, encuadrado en el subgrupo B, se enfrente a los más duros dado que tres de los cuatro conjuntos que han jugado este año por el ascenso a Segunda B son de esas provincias. No obstante, cree que “es una oportunidad para la segunda fase si logramos ganar a los más fuertes en la primera”.

A nivel individual el flamante fichaje del Real Ávila quiere transmitir su conocimiento y sabiduría al colectivo para alcanzar el objetivo común. Los goles no lo son todo para un delantero sino “consecuencia de muchos otros factores”. En el Zamora una de sus labores ha sido “tirar de los más jóvenes” y aportar su experiencia en el play off.

Además de futbolista de la plantilla del primer equipo, Borja Rubiato tendrá otra labor añadida en el Real Ávila, como es la dirección de la cantera, con una estructura nueva y convenios con varias localidades, aspectos en los que lleva trabajando desde hace tiempo y que le hacen “mucha ilusión”, sobre todo estar en contacto con niños de diferentes poblaciones de la provincia.

Inicio de pretemporada y plantilla corta

La pretemporada comenzará el 17 de agosto, con una duración de cinco semanas. Hasta entonces se esperan los refuerzos de un defensa central y dos centrocampistas, uno con experiencia y otro de categoría sub-23, más las renovaciones que ya están avanzadas, siendo dudosa la de Peli al no haber contestado a la propuesta del club.

Este año la plantilla será más corta pero más completa y compacta que en temporadas anteriores. Los jugadores tendrán mayor participación porque se van a poder realizar hasta cinco cambios en convocatorias de 18 futbolistas. Además, los chicos juveniles que pertenezcan al Real Ávila podrán tener su oportunidad de estar con el equipo de Tercera División.

Foto: Juan Carlos Salinero