Drivex encara con optimismo la segunda carrera de la temporada del Open GT. Una vez más, el equipo español pondrá en pista sus dos Porsche 997 RSR, el especificaciones 2012 en manos de la pareja De Castro-Amaral, y el otro en manos de Geri-Piccini.

Tras un debut prometedor en Portugal, en el que el coche 2012 dejó muestras de su gran potencial, a pesar de que por diversas razones no pudiera concretarse en un gran resultado, Miguel Ángel de Castro y Miguel Amaral, llegan a Alemania con el objetivo de seguir desarrollando su nueva montura para poder mezclase en la lucha por los puestos de podio. En el otro GT, Ferdinando Geri y Giacomo Piccini, tras el lógico proceso de adaptación en la primera carrera, intentarán en esta ocasión sacar el máximo rendimiento a su máquina para lograr un buen resultado.
Como es habitual en el certamen, el sábado se disputará la primera manga, y el domingo la segunda. Mañana tendrán lugar los entrenamientos libres.
Miguel Ángel de Castro: Todo el equipo estamos muy esperanzados con el potencial del nuevo coche. En la primera carrera pudimos constatar que tenemos un arma entre manos con la que se puede aspirar a todo. De momento, estamos en pleno proceso de desarrollo del coche, pero estamos muy confiados de poder dar un salto de calidad este fin de semana y lograr un buen resultado.”