@deportesavila / A raíz de las medidas establecidas por la Junta de Castilla y León para reducir los efectos de la creciente expansión de la pandemia del coronavirus, la Federación de Baloncesto de Castilla y León (FBCYL) ha decidido retrasar el inicio de las competiciones autonómicas de base, que estaba previsto para este fin de semana y que contaba con la participación de tres equipos masculinos del Óbila en las categorías júnior, cadete e infantil.

Estas categorías no son consideradas por la Junta como competiciones regulares de ámbito autonómico “con acceso directo o con fases de ascenso a competiciones regulares de ámbito estatal”, por lo que no pueden beneficiarse de “salvoconducto para eludir el horario de toque de queda y limitación de movimientos interprovincial”.

En cuanto lo permita la normativa, la FBCYL “tiene una inequívoca voluntad de comenzar la competición”, incluida la de ámbito provincial.