@deportesavila / Este fin de semana se ha disputado el Campeonato de Europa sub-23 de atletismo en Tallin (Estonia), donde ha participado la abulense Andrea Jiménez, que con el relevo 4×400 femenino de la selección nacional se convertía en finalista, terminando en séptima posición, después de batir dos veces el récord de España, en el mejor europeo sub-23 de la historia de las españolas, con un balance final de 15 medallas y 29 finalistas.

El cuarteto español, formado por Ángela García, Andrea Jiménez, Carla García y Sara Gallego, batía en la mañana del domingo el récord de España en la segunda semifinal marcando 3:34.64, crono que superaba la plusmarca sub-23 anterior de 3:38.94 que tenía 33 años de antigüedad.

En la final de la tarde volvían a rebajar la marca nacional sub-23, fijándola en 3:33.54, más de un segundo menos que la establecida unas horas antes. Alejadas de los puestos de podio y corriendo por la calle 8 en la primera vuelta y media, Andrea competía en la segunda posta, llegando el 4×400 femenino español incluso a ser cuarto en algún momento. El último relevo en manos de Gallego pudo superar a la atleta de Suiza para entrar en séptima posición, estando a punto de alcanzar a la representante de Italia que fue sexta y de la que se distó tan solo dos centésimas.

Andrea Jiménez se quedó en semifinales de los 400 metros femenino entrando quinta en su serie con un tiempo de 53.67, clasificándose los cuatro primeros. En la primera ronda clasificatoria, Andrea había ocupado la tercera plaza, pasando a semis con 54.09.