@deportesavila / Nueva medalla para la atleta abulense Andrea Jiménez (Playas de Castellón). Si hace una semana conseguía la de oro en el Campeonato de España sub-23, este sábado se ha colgado en Getafe la de bronce en la final del absoluto al aire libre de los 400 metros femeninos, rebajando además en ocho centésimas su mejor marca personal que tenía establecida en 53.18.

En una prueba de gran nivel, Andrea salía por la calle número 8, la más adelantada. Con un gran ritmo mantendría la cabeza durante los 250 primeros metros. Las dos principales favoritas al título que logró la abulense el pasado año, la granadina Laura Bueno (Valencia Club Atletismo) y la madrileña Aauri Lorena Bokesa (FC Barcelona), no estaban dispuestas a dejarse arrebatar las dos primeras posiciones y en la última curva pasaban a liderar la lucha por el oro del campeonato. La abulense quería asegurar el bronce ante su compañera de club, la asturiana Bárbara Camblor, que llegaba con ella a la par en la última recta. Ahí salió la garra y mayor velocidad de Andrea, que la superaba en la meta, afianzando el tercer cajón del podio.

Así, Bueno alcanzaba la medalla de oro con un tiempo de 52.02, muy cerca del 51.93 con el que llegaba acreditada. La plata se la adjudicaba Bokesa con 52.29, mientras que Jiménez se quedaba con el bronce en 53.10, su mejor marca personal, que demuestra el gran momento de la abulense con tan solo 19 años -la más joven de la final- batiéndose el cobre con atletas de mayor edad.

Sin descanso, Andrea Jiménez tendrá que pelear este domingo por una nueva medalla, en este caso la del relevo 4×400 con el Playas de Castellón, a partir de las 21:00 horas, en la prueba que cerrará el Campeonato de España. Después vendrá su participación del 8 al 11 de julio en el Europeo sub-23 que tendrá lugar en Tallin (Estonia), antesala de su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio con el relevo mixto 4×400 del equipo español.

Por otra parte, en el nacional de Getafe, Diego Jiménez (Grupoempleo Pamplona At.) no tuvo un buen día, quedando duodécimo y último en la segunda semifinal de 1.500 metros, con un crono de 4:11.39, lejos de los 3:45.83 con los que había accedido a la competición. El atleta abulense viene arrastrando una lesión en el soleo izquierdo que le ha impedido sacar su máximo rendimiento.