@deportesavila / El fin a las vacaciones deportivas navideñas lo han puesto el Real Ávila y el Óbila Club de Basket enfrentándose entre sí en la mañana del martes las plantillas de sus respectivos primeros equipos en el Centro de Usos Múltiples Carlos Sastre. Lo de menos han sido los resultados habidos sino la buena causa que perseguía, dado que el evento se ha hecho a favor de la Asociación de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga (Afmavi), destinataria de la recaudación obtenida, con un precio de dos euros por entrada.

Encarnados y verderones han jugado encuentros de fútbol sala y de baloncesto, con una duración cada uno de veinte minutos, primero separados por clubes y luego mezclados entre ellos. Los futbolistas han tenido que demostrar sus habilidades ante el aro de la canasta, mientras que los baloncestistas debían convencer que además de encestar están capacitados para marcar goles en la portería contraria.

Es una una actividad muy bonita por un fin solidario” y “la mejor manera de empezar el año”, ha expresado María Paz García Resina, presidenta de Afmavi, en un ambiente de diversión y entretenimiento que ha sido del gusto del público asistente.

 Los presupuestos de asociaciones como la nuestra están muy recortados y este tipo de actividades son una manera de poder seguir trabajando”, ha dicho antes del evento, cuya entrada tenía un precio de dos euros. Al final han sorteado regalos y dos camisetas (del Real Ávila y del Óbila) logrando cerca de 400 euros.