Juan Carlos Salinero / David Mayoral continúa dejando buenas actuaciones en el fútbol rumano. Una alegría como las que nos han dejado Borja Sánchez y Javi Navas en la 2ª B española, cuyos objetivos son muy diferentes a estas alturas de temporada.

El delantero abulense marcó por segunda jornada consecutiva con el Hermannstadt. Si en la anterior abrió el marcador de un encuentro que acabó en 1-1, esta vez lo igualó en un partido que acabó con idéntico resultado. Lo consiguió con un disparo desde fuera del área con el que batió la portería del UTA Arad. Un rechace que, con una gran volea, no desaprovechó. Después marcó otro tanto que el colegiado no concedió. Éste consideró que cometía falta al portero local cuando, tras disparar a metros de la portería, remachaba el rechace de la parada del guardameta. Decisión, cuanto menos, dudosa.

El delantero de Tornadizos volvió a ser titular, y parece complicado que le quiten esa condición. Con cinco goles es el máximo goleador del equipo, y además suma una asistencia. Algo que, por desgracia, parece que no evitará que su equipo tenga que luchar por la salvación en la siguiente fase del campeonato en Rumanía.

También por no descender está luchando Javi Navas, quien sumó una nueva titularidad con el Salamanca UDS. Fue en A Malata, donde vencieron por 0-1 al Racing de Ferrol. Y, con esta victoria, se aferran por evitar la liguilla de descenso. Dos victorias les separan de sus últimos rivales, quienes con un partido menos marcan la salvación.

En la situación opuesta se encuentra la UD Sanse de Borja Sánchez. El arenense, imperial de nuevo en el centro del campo, disfrutó la tarde del domingo sabiendo que habían ganado por 2-0 al Atlético de Madrid B. Los del norte de Madrid continúan líderes del subgrupo, y ya tienen 9 puntos de colchón en los puestos que permiten fantasear con jugar en Segunda la próxima temporada.

El Villarrubia consiguió un meritorio empate a 2 en casa frente al CD Badajoz. Los extremeños tan sólo habían concedido un empate y una derrota hasta la fecha. Por el contrario, los castellanomanchegos siguen a un paso de librarse de la quema del descenso. Javi Grillo no disfrutó de minutos en este encuentro.

Al igual que el sotillano, Rubén Peña tampoco participó en el empate a 1 del Villarreal en Elche. El de Ávila sigue recuperándose de su lesión en los isquiotibiales, y todavía no tiene fecha de regreso. Un contratiempo para un “submarino” que ya suma cuatro jornadas sin vencer. Por suerte, su plaza de Europa League no parece peligrar de momento.