Á.G.A. / Cruel última jornada para la Casa Social Católica en la Liga Gonalpi. El cuadro de Toño Maroto y Diego Jiménez cayó por 3-4 ante el Capiscol en un choque que al descanso ganaban por 2-0, dentro de una eliminatoria de ida y vuelta en la que se decidían la séptima y octava plazas de la clasificación final, partiendo con ventaja las burgalesas que en su campo habían vencido por 3-0.

Buena primera parte verdinegra pero insuficiente porque le remontaban en la segunda mitad. Los cuarenta y cinco minutos iniciales fueron claramente para la Casa, con dos goles anotados que pudieron ser más. A los 20 minutos, Ele, autora de los dos primeros tantos locales, tuvo ocasión de abrir el marcador saliendo el balón de su disparo fuera por muy poco. Un minuto más tarde le estrellaba en el travesaño y en el 25 gozaba de otra oportunidad, muy escorada a la izquierda, mandándolo por encima del larguero. Y en el 27 fallaba sola ante la portera visitante tras recibirle en largo.

Dicen que a la quinta va la vencida. Y así ocurrió porque en el 33, Ele consiguió el 1-0 llegando desde atrás y definiendo perfectamente frente a la guardameta Leticia. Tres minutos después hacía el 2-0 tras haber pegado previamente la pelota en el palo largo.

La acción se retomaba en la segunda parte de la contienda. No era como la primera, sino que se desequilibraba el partido porque en tres minutos, Lucía en el 59 y Lis en el 62 empataban a dos, remontando Lucía en el 69. La reacción abulense surgía en el 75 igualando a tres Berta, para poner la puntilla el Capiscol en el 82 por medio de Ángela, que lograba hacer el cuarto que suponía la victoria de su equipo, clasificado finalmente séptimo, mientras que el abulense obtenía la octava plaza definitiva.

Por la Casa Social jugaron Marga (Daniela, m. 73), Irati, Almu, Elena Blázquez, Claudia (Berta, m. 52), Natalia (Sonsoles, m. 78), Ximena (Saray, m. 71), Paula, Ali (Vega, m. 66), Son y Ele Jiménez.