Miriam Fernández / Los hombres de Pepe García lograron sumar los tres puntos ante el conjunto burgalés del Bupolsa, gracias a los dos tantos de su killer, David Terleira, en un partido vital de cara a sus aspiraciones en un futuro, marcado por el sentido recuerdo que el club verdiblanco quiso tener hacia su ex jugador, Chema.

Y es que antes del arranque del encuentro, bajo la fina lluvia que caía en la tarde gris de Cebreros, el conjunto cebrereño quiso rendir homenaje a Chema con una sonora ovación bajo la presencia de sus familiares y ex compañeros por aquel entonces, y un respetado minuto de silencio.

Cuando el esférico echó a rodar los hombres de Pepe García dejaron clara su ambición por lograr la victoria en un encuentro que se podía calificar como crucial. De este modo, casi a los cinco minutos, se producía el primer acercamiento por parte del conjunto local.

Tras una gran arrancada de Grillo por la banda izquierda, el esférico le controlaba Perdi en el área, pero no terminó de entenderse con sus compañeros para finalizar la jugada.

Con el paso de los minutos, la Cultural Deportiva Cebrereña se mostró muy superior ante un conjunto burgalés que se mostraba muy dubitativo y poco acertado en la movilidad de balón.

Llega el primer gol

En esta dinámica, el combinado verdiblanco encontraría a los 24 minutos de juego el premio del gol. Tras una gran salida desde atrás, el balón le llegaba a Iván en la banda izquierda y ponía un pase raso a la espalda de Mathew donde apareció David Terleira para plantarse solo ante Sergio e introducir el esférico al fondo de la portería.

A pesar de que el conjunto cebrereño siguió llevando las riendas del encuentro, no logró gozar de ninguna ocasión más clara de gol. Y, bien es cierto, que el Bupolsa pudo recortar distancias en el marcador, pero Alberto Garrosa realizó una gran estirada para mandar a saque de esquina un fuerte chut de Tomás desde la frontal.

A la vuelta de vestuarios, con el sol como protagonista de última hora, el partido ganó en intensidad y, con ello, los hombres de Santiago García dieron un paso hacia adelante.

Doblete de Terleira

Sin embargo, lejos de darles resultado, se encontraron con el segundo tanto en contra. Tras una pérdida en el centro del campo por parte del combinado burgalés, el balón le cayó a Perdi que, de cabeza, cedía el esférico al hueco a David Terleira y éste, de nuevo, se plantó solo ante Sergio para batirle con un disparo raso.

Con el segundo tanto, la Cebrereña empezó a gustarse y a encontrar espacios ante un Bupolsa demasiado inactivo en ataque. De hecho, a punto estuvo de encontrar el tercer tanto tras una gran combinación entre Garrido y Terleira por banda que acabó con un centro al corazón del área que remató Sebas a las manos del arquero.

Sin embargo, el gol llegó por parte del conjunto burgales. Tras una pérdida en salida del conjunto local, el esférico le quedaba a Manzano y este filtraba un pase para Karim que batía a Garrosa sin oposición.

A pesar de la corta distancia en el marcador, la Cultural Deportiva Cebrereña se mantuvo firme sobre el terreno de juego haciéndose fuerte en zonas defensiva hasta lograr amarrar tres puntos más que vitales de cara a la clasificación, pero, sobre todo, a la fase de playout.

FICHA TÉCNICA:

 2   Cebrereña: Garrosa; Garri, Titi, Ruba, Iván (Pichu, min. 90); Pérez (Guille Velayos, min .64), Grillo, Pakato; Perdi (Fer, min. 90), Manu (Sebas, min. 64) y Terleira.

 1   Bupolsa: Sergio; Átomo, Mathew, Carles, Sergi; Tomás (Cerro, min. 72), Gonzalo (Karim, min. 57), Cerezo (Cada, min. 84); Brayan (Gianluca, min. 57), Manzano y Alberto.

Goles: 1-0 David Terleira (min. 24), 2-0 David Terleira (min. 54), 2-1 Karim (min. 72).

Árbitro: García De La Loma (Valladolid). Amonestó con cartulina amarilla a César y Manu por parte de la Cultural Deportiva Cebrereña, y a Tomás y Gianluca por parte del C.D. Bupolsa.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésima jornada del Subgrupo B del Grupo VIIII de Tercera División, disputado en el campo de El Mancho-Ángel Sastre, con asistencia de 160 espectadores.