@deportesavila / Injusta puede calificarse la derrota en El Montecillo de la Cultural Deportiva Cebrereña delante de una Arandina que estuvo acompañada por la fortuna, llevándose los tres puntos en el tiempo de descuento al marcar casi en la última jugada el gol que le otorgaba el triunfo, después de haber igualado al filo del descanso de penalti el tanto con que había inaugurado el marcador David Terleira.

En partido que se había aplazado en su día por la Covid, correspondiente a la segunda jornada, el juego resultó muy trabado y la Arandina nunca estuvo cómoda, señala Diario de la Ribera. El conjunto local tuvo una gran efectividad ante la portería de Garrosa, dado que materializó dos de las tres únicas ocasiones que dispuso a lo largo de los noventa minutos de juego.

Cuando se cumplía la media hora, una gran jugada de Guille Velayos acababa en un centro por la izquierda al segundo palo que cabeceaba al fondo de la red David Terleira, quien no celebró el tanto por su pasado blanquiazul. Los dos delanteros verdiblancos demostraron compenetración entre ellos y crearon peligro a lo largo de todo el encuentro, con varias oportunidades para marcar.

La reacción del equipo local fue tímida, era un querer y no poder, comenta Burgos Deporte. Estaba atascado en ataque y sin ideas para romper un buen sistema defensivo del conjunto abulense. Pero la Arandina conseguía el gol del empate en el minuto 44 mediante la transformación de un penalti por parte de Pesca, cometido por derribo de Juanma sobre Iván Martín. El ejecutor pegó al balón de forma rasa y pegada al poste, poniendo el 1-1 en la gélida tarde dominical.

También mejor la Cebrereña tras el descanso

En la segunda parte el partido no cambió en el planteamiento de uno y otro equipo. La Arandina no encontraba el camino del gol, ni tampoco el dominio y control del juego, ante una Cebrereña que se crecía con el paso de los minutos y buscaba la victoria. Los visitantes eran más incisivos en sus ataques y ofrecían una mayor sensación de peligro que los locales.

David Terleira no acertaba a rematar a puerta vacía el que debía haber sido el segundo gol visitante, como ocurrió en un lanzamiento de Guille Velayos que se marchó alto. Dicen que el que perdona la paga y eso le ocurrió a los de Cebreros porque Edgar, después de haber visto anteriormente como un disparo suyo desde la frontal era desviado a saque de esquina por Garrosa, en la prolongación anotaba el 2-1 que privaba de un resultado positivo a los chicos de Pepe García. El propio entrenador de la Arandina, Álex Izquierdo, reconocía al final del choque que “la Cebrereña se ha merecido los tres puntos”.

Tras las diez primeras jornadas de liga, la ‘Cebre’ concluye 2020 como colista, con la esperanza de que el nuevo año sea mejor. El fin de semana del 9 y 10 de enero jugará su siguiente partido, de nuevo en tierras burgalesas, visitando en el final de la primera vuelta al Burgos Promesas, séptimo clasificado.

FICHA TÉCNICA:

2 Arandina: Maxi, Pesca, Peli (Samu, m. 72), Sagüés, Mahamadou, Edgar, Mozo (Yako, m. 59), Zazu, Iván, Díez y Junyent (Marcos, m. 72).

1 Cebrereña: Garrosa, Garri, Fer, Juanma, Iván (Pablo, m. 90), Grillo (Manu, m. 80), Pakato, Perdi (Pichu, m. 92), David Terleira, Diego Pérez (Grillo, m. 80) y Guille Velayos.

Goles: 0-1 (David Terleira, m. 30), 1-1 (Pesca de penalti, m. 44) y 2-1 (Edgar, m. 93).

Árbitro: Carlos Cabiñano (Valladolid). Mostró tarjetas amarillas a los locales Pesca, Mahamadou e Iván; y al visitante Juanma.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del Subgrupo B del Grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio de El Montecillo, en Aranda de Duero.