Javi con el balón ante Sergio. Foto: Bosco de Arévalo

@deportesavila / Tras ver como se aplazaban por el temporal las dos primeras jornadas de 2021, el Bosco de Arévalo ha conseguido comenzar el año con una merecida victoria sobre el Calasanz de Soria, la segunda de los morañegos en la temporada y la primera jugando en casa.

Los goles del triunfo abulense se consiguieron en el tramo final de un bonito partido que arrancó con la lesión del jugador visitante Madruga a los 9 minutos, teniendo que retirarse del terreno de juego por una luxación de rodilla. Los que marcaron fueron Magro -que había sustituido a Iván Vara- y Seidán, quien a punto de expirar el choque sentenció al equipo soriano, colista de la clasificación y el único que no ha podido aún alcanzar la victoria.

De esta manera, los tres puntos se quedaban en Arévalo y otorgan una buena dosis de moral al Bosco que, a falta de completar la jornada, se sitúa a la misma distancia del tercero -el invicto Sporting Uxama- que del farolillo rojo -su último rival Calasanz-, consecuencia de una clasificación muy igualada, donde un resultado positivo te puede llevar arriba y uno negativo mandarte abajo.

FICHA TÉCNICA:

2 Bosco de Arévalo: Samu, Fer (Nacho, m. 66), Nian, Miguel (Míchel, m. 69), Tito, Marra, Seidán, Palacios (Pelu, m. 58), Hontoria, Javi (Christian, m. 69) e Iván Vara (Magro, m. 59).

0 Calasanz de Soria: Fernando, Carlos, Vijuesca, Crespo, Víctor, Madruga (Rey, m. 9) (Gonzalo, m. 63), Adrián Martín (Diego, m. 74), Borque, Álvaro, Madrigal y Sergio.

Goles: 1-0 (Magro, m. 79) y 2-0 (Seidán, m. 89).

Árbitro: Marcos Pastor (Valladolid). Mostró tarjetas amarillas a los locales Marra y Miguel, y al visitante Álvaro.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la octava jornada del Grupo A-2 de la Primera División Regional de Aficionados, disputado en el campo municipal de Arévalo, con asistencia de medio centenar de espectadores.