Ángel G. Alameda / El Adolfo Suárez no había visto caer esta temporada al Real Ávila, que recibía a una Gimnástica Segoviana en lo más alto de la clasificación, con una impresionante racha de once victorias en otros tantos partidos. Los espectadores que pudieron presenciar el ‘Clásico de Castilla’ vieron como el cuadro local, aunque se adelantaba en el marcador, no podía con el equipo visitante, que con gran efectividad se imponía remontando con tres goles para seguir promediando esta cifra por partido en lo que llevamos de campaña.

Con la importante baja de Borja Rubiato en la delantera -su puesto lo cubría Aitor-, el técnico del conjunto abulense optó por colocar a Ruba en el lateral derecho de la defensa, regresando Carlos Pascual a hacer pareja en el centro de la zaga con Dani Tena. Respecto al once que perdió en el campo del Burgos Promesas, entraban Domingo por Sergio Ramos y Manu Moreira por Enbi.

Peligra la segunda plaza

Mientras que la Segoviana planteaba un juego combinativo y asociado, el Real Ávila intentaba un fútbol directo con balones largos. Una táctica que al final otorgó un resultado negativo a los de José Manuel Jimeno, muy cuestionado por la afición, que a coro gritaban desde la grada “Jimeno vete ya”, pidiendo la marcha del entrenador tras sumarse un solo punto de los nueve últimos que se han puesto juego. Peligra así la segunda posición de los abulenses, ya con solo dos puntos de ventaja sobre tercero y cuarto, Arandina y Numancia B, respectivamente, a quienes se va a enfrentar la próxima semana y ante los que no cabe más tropezones si quiere mantenerse entre los tres primeros.

Tras unos momentos iniciales de tanteo, los segovianos se acercaron al área local por parte de Fran Adeva y Javi Borrego. Si el primero efectuaba un disparo desviado, el segundo lo hacía mucho más cerca, golpeando desde lejos aparentemente sin peligro pero consiguiendo pasar rozando el balón la base del poste derecho de la portería defendida por Brian.

Sacaba una falta peligrosa Dani Calleja en la frontal del área. La pelota pegaba en la barrera encarnada y la jugada terminaba en córner, que una vez ejecutado el remate de Del Castillo era detenido por el portero del Real Ávila. Pese a estas tentativas visitantes, eran los locales quienes lograban abrir el marcador con un chut lejano de Rubén Ramiro que batía por bajo a Carmona. Inmediatamente antes había resuelto bien Brian un mano a mano con Javi Borrego.

Corría el minuto 21 cuando aparecía el 1-0, transcurriendo solo siete para que la Segoviana lograra el empate. La presión ejercida por los de la ciudad del acueducto cortocircuitaba el centro del campo de los de la ciudad amurallada. En la medular perdían la pelota que con un mal bote pasaba por encima de Carlos Pascual. A los pies de Fran Adeva era el esférico oro puro para establecer el uno a uno, aprovechando la falta de contundencia de la defensa local.

Oportunidades de oro fallidas

Reaccionó el Real Ávila con sus mejores momentos del choque, disfrutando de dos clarísimas oportunidades seguidas para desequilibrar la balanza. En el minuto 39 un centro de Rubén Ramiro lo recibía la cabeza de Aitor, quien empujaba el balón solo ante el portero, que lo atrapaba sin problema. Y en el 40 Javi de Mesa pasaba en largo a Manu Moreira que con todo a favor lanzaba fuera, quedándose a unos centímetros del poste derecho de Carmona.

Con tablas había finalizado la primera mitad. Pronto Brian salvaba de la remontada metiendo la mano para provocar un saque de esquina ante un tiro de Javi Borrego. No podía hacerlo tras lanzarse el córner ante el remate de cabeza de Del Castillo en el minuto 56 que significaba el 1-2.

“¡Jimeno vete ya!”

El resultado favorable hizo que Manu González, el míster de la Segoviana, realizase un par de sustituciones para contener al rival y conservar su ventaja ante la previsible reacción del Real Ávila en búsqueda del empate. Sin embargo, el juego del equipo encarnado no respondió a las necesidades del momento, tardando en realizar los cambios el entrenador encarnado, con la oposición de la afición cantando “Jimeno vete ya”.

Ya con el tiempo cumplido, y después que Cristian desperdiciase la oportunidad de lograr la igualada, sentenciaba la Segoviana con el 1-3 anotado por Gómez en un contraataque, sin que la zaga local estuviera demasiado atinada en evitar el último gol.

FICHA TÉCNICA:

1 Real Ávila: Brian; Ruba (Calderón, m. 79), Carlos Pascual, Dani Tena, Llorián; Domingo, Manuel Sánchez; Manu Moreira, Rubén Ramiro, Javi de Mesa (Cristian, m. 78); y Aitor Asensio (Enbi, m. 88).

3 Gimnástica Segoviana: Carmona, Adrián, Viti, Javi Marcos, Rubén, Manu, Dani Calleja (Nogueira, m. 60), Álex Conde (Ivi, m. 60), Del Castillo, Javi Borrego (Dani Arribas, m. 84) y Fran Adeva (Gómez, m. 72).

Goles: 1-0 (Rubén Ramiro, m. 21), 1-1 (Fran Adeva, m. 29), 1-2 (Del Castillo, m. 56) y 1-3 (Gómez, m. 90).

Árbitro: Carlos David Téllez de Meneses (Salamanca). Mostró tarjetas amarillas a los locales Dani Tena, Llorián y Manuel Sánchez; y a los visitantes Álex Conde, Rubén e Ivi.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimoquinta jornada del Subgrupo B del Grupo VIII de Tercera División, disputado en el Estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 400 espectadores. Antes de comenzar el partido el capitán del Real Ávila entregó una placa al capitán de la Segoviana en recuerdo de José Antonio Torquemada, recientemente fallecido, que fuera utillero del equipo de Segovia.