@deportesavila / Iniciado el fin de semana anterior con el objetivo de completar el trayecto por la provincia de Ávila del Sendero de Gran Recorrido 10, ayer domingo se completó la segunda etapa entre Cebreros y Las Cruceras sobre una distancia de 12.120 metros y un desnivel de 474 metros.

A Javier Hernández, el promotor de esta iniciativa, se le unieron en esta ocasión Raúl, José Luis, Virginia, Tere, Gonzalo y José Ángel. Los siete senderistas tardaron tres horas y veintidós minutos en realizar el recorrido, de acuerdo con el track de la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León (FDMSCYL) y las marcas fijadas en el GR10. Por la experiencia vivida, dicho track debe ser modificado y las marcas necesitan un repaso.

Salían del casco urbano de Cebreros, marchando en “tranquilidad y armonía” hasta que les tocó tocar el asfalto de la carretera N-403, que deciden esquivar evitando el peligro de la circulación, transitando por un camino no adecuado tras el que llegan a una valla que les impide el paso. No obstante, un túnel les permite cruzar la carretera por debajo si bien aún no les permite llegar al camino adecuado. Les toca ‘ladear’ por una pendiente pronunciada y el terreno poco firme.

Una vez en el camino correcto, van hacia el pantano del Burguillo, haciendo un descanso para recuperar fuerzas. Acceden al impresionante muro de la presa de 91 metros de altura y 300 metros de longitud. Un poco más adelante les restan 3 kilómetros para alcanzar su objetivo, el Valle de Iruelas en Las Cruceras, inicio de la tercera etapa que les llevará próximamente hasta Navaluenga.

Más información en lasdiezymedia.com.

Pulsar para acceder a la galería de imágenes de Javier Hernández y José Ángel Medina