@deportesavila / El Colegios Diocesanos de la Primera División Regional de Aficionados ha presentado en la Clínica Medicalitas a dos nuevos futbolistas para su proyecto 2019/2020. Se trata del medio Víctor González Sanz y del lateral derecho Diego Rodríguez Pose, que la pasada temporada militaron en Tercera División con la Cultural Deportiva Cebrereña.

Víctor, de 22 años, ha jugado los tres últimos años con el equipo de El Mancho, siendo uno de los habituales en el once titular verdiblanco. A su vez, Diego, con 21 años, ha estado las dos campañas anteriores en el equipo culturalista. Los dos aportarán su experiencia en categoría nacional reforzando la línea defensiva y la medular.

Ambos emprenden un camino de ida y vuelta, dado que antes de jugar en la ‘Cebre’ pertenecían al conjunto colegial que logró ascender a la División de Honor Juvenil. Llegan, por tanto, a un club que ya conocen y donde se reencontrarán con José Alberto Fernández Somoza como entrenador.

El Colegios Diocesanos se muestra satisfecho “por volver a contar con dos jugadores muy queridos, de los que lógicamente guarda un recuerdo inolvidable por aquel ascenso a División de Honor”.

Por parte del responsable de la Clínica Medicalitas, José Tomás García, se ha informado que en este centro se realizarán un año más los reconocimientos médicos a los integrantes del ‘Dioce’, “con el compromiso real de cuidar su salud, más allá de certificar que son aptos para competir”.

La salud y el deporte van de la mano” y “este año, además, nuestros especialistas en nutrición ofrecerán charlas sobre alimentación saludable para jugadores y técnicos del club, así como estudios del estado nutricional a los familiares que lo deseen”, ha señalado García, añadiendo que “otro área que trabajaremos es la psicología en el deporte, con formación a los monitores sobre cómo gestionar situaciones y comportamientos, a veces conflictivos, dentro del ámbito deportivo y de la competición”.