@deportesavila / La localidad abulense de Rivilla de Barajas ha organizado una marcha por sus calles contra la violencia machista, en la que se rindió homenaje a la última víctima de esta lacra, Laura Luelmo, visitante en diferentes ocasiones del campeonato de motocross que se celebra cada verano en esta pequeña población morañega.

Decenas de personas han participado en convocatoria realizada por el Ayuntamiento de Rivilla de Barajas, cuyo alcalde, Anselmo Sanz, ha manifestado que “la violencia, en cualquiera de sus extremos es algo que debemos rechazar todos: ciudadanos, políticos, instituciones…”. También ha agradecido la solidaridad de los vecinos con “un problema que nos afecta a todos”, en el que “debemos ser una misma voz” y “no mirar hacia otro lado”.