Á.G.A. / El Real Ávila recibe este domingo en el Adolfo Suárez al Atlético Bembibre, en una prueba más para el cuadro encarnado en su lucha por entrar en la promoción de ascenso a Segunda División B. El equipo local está obligado a obtener la victoria sobre un rival que es decimotercero en la tabla y que es el rey del empate en el grupo VIII.

El conjunto encarnado tiene que conceder la máxima importancia a este compromiso, ya que es consciente que no puede ceder puntos y que una derrota le alejaría aún más de la cuarta plaza, de la que dista nueve puntos tras el triunfo del Numancia B el miércoles en el campo del Júpiter Leonés. “A estas alturas del campeonato todos los equipos de la zona alta o ganan o empatan. El día que empatan ellos tenemos que ganar nosotros”, advierte Jonathan Prado.

Los abulenses han enlazado cuatro jornadas consecutivas sin perder, con dos triunfos y dos empates, manteniendo la portería a cero en tres de los choques. Unos resultados positivos que otorgan “confianza” a la plantilla, según el entrenador del Real Ávila, quien cree que “la realidad de la competición es que está muy difícil la cuarta posición”. Para su consecución estima que “hay dos caminos para adoptar, uno que es seguir y terminar deambulando, y otro es competir hasta el último día del campeonato y hacer presión al Numancia B. Esta última es la vía que tenemos que adoptar”.

Por su parte, el Bembibre solo ha ganado un partido en las 19 últimas jornadas, habiendo obtenido buenos resultados a domicilio, sumando fuera cuatro victorias, cuatro empates y cinco derrotas. “Es un equipo muy intenso que presiona muy alto, que trata de dificultar la salida del balón desde atrás y ve muy bien las transicciones, sobre todo defensivas porque se ordenan rápido, de ahí sus 13 empates en 22 jornadas”, señala Prado, destacando del rival a los dos centrales, al centrocampista Dani Martínez y al delantero Lucho.

El último de los citados consiguió el gol del empate a uno de su equipo en la primera vuelta, después de haberse adelantado el Real Ávila por medio de Iván Vila. Sin embargo, no ha sido incluido por lesión en la convocatoria del Bembibre para este partido y que forman Ivanildo, Jefferson, Basalo, Iñigo, Espi, Tano, Álex, Samu, Rubén, Javi García, Carlos Cruz, Dani Martínez, Óscar, Santi, Tani, Willy y Deivis.

Para el choque, el míster encarnado recupera a Obispo y no contará con los lesionados Issa, Rubén Ramiro y Diego Ortiz, este último afectado por problemas musculares.

REAL ÁVILA – ATLÉTICO BEMBIBRE

Domingo 3 de marzo de 2019

Hora: 17,00

Campo: Estadio Adolfo Suárez