Ángel G. Alameda / El Real Ávila dio la de arena en el partido que le enfrentaba al Atlético Bembibre. Después de ganar la semana anterior a domicilio al Bupolsa y ver como el Numancia B perdía el sábado con el Burgos Promesas, no aprovecharon los encarnados la oportunidad de quedarse a seis puntos del cuadro soriano. Su empate sin goles con el equipo berciano le deja a ocho de la cuarta plaza y además le hace descender a la séptima posición, quedando por delante e igualado a puntos el Cristo Atlético, a quien visitará la próxima jornada.

La falta de gol se muestra como acuciante en los de Jonathan Prado que solo han marcado uno en los cuatro últimos partidos, si bien esa ausencia de efectividad queda mitigada por que no han encajado un solo tanto. Algunas oportunidades tuvieron como también dispuso de ellas un Bembibre con muchas bajas -se presentó con cinco juveniles en la convocatoria-, pero el balón no estaba por entrar en ninguna de las dos porterías del Adolfo Suárez, donde el conjunto visitante sumó su decimocuarto empate, fruto de su mejor disposición defensiva.

Fútbol no se vio demasiado sobre el maltrecho césped. El primer disparo se produjo a los ocho minutos y el que probó suerte fue Peli mandando alto el esférico. Cuatro después vendría una clara oportunidad para los bercianos con un potente lanzamiento de Dani Martínez que pegó en el poste izquierdo de la portería defendida por Alberto. Llegado el ecuador de la primera parte de nuevo Dani Martínez creó peligro, marchándose de Garretas y Llorián y muy escorado a la izquierda realizaba un centro al área chica sin que encontrase rematador.

Tras finalizar la primera parte sin nada más reseñable, se dio paso al segundo tiempo, siendo Javi de Mesa y Mayorga quienes protagonizasen una gran jugada por la izquierda a los seis minutos de la reanudación, enviando el esférico al área de forma precisa pero allí no había nadie que pudiera probar a Ivanildo. Cinco minutos más tarde el que ensayaba fortuna a balón parado era Sergio Ramos en el saque de una falta, teniendo que emplearse a fondo el portero leonés para meter el puño y forzar el saque de esquina.

El Bembibre dispuso de una ocasión en el 58, fallando Carlos Cruz cuando se encontraba solo ante Alberto, para mandar la pelota a las nubes. Luego el que lo intentaba era el Real Ávila, sin éxito por parte de Juli -que había salido como revulsivo poco antes en sustitución de Obispo-, quien tras recoger el esférico en el área se lo colocó para disparar en buena posición pero lo mando fuera, como lo hizo a las nubes Javi de Mesa desde el borde del área tras la salida de un córner.

A diez minutos para el final, y aprovechando un lío de la defensa abulense, Iñigo disparaba alto. Fue la última oportunidad para su equipo de abrir el marcador, disponiendo dos el Real Ávila antes del final, la primera con un tiro de Juli que salió cerca del poste izquierdo, y la segunda a cargo de Garretas que remataba de cabeza un córner e Ivanildo tenía que meter el puño forzando un nuevo saque de esquina.

Jonathan Prado, entrenador del Real Ávila: “No es el partido que queríamos

El míster encarnado ha experimentado respecto al partido realizado por su equipo “sensaciones buenas y malas”. “En la primera parte nos ha costado entrar en el partido. Hemos ido mejorando, con varias buenas acciones en campo contrario, entrando por fuera. Han sido chispazos y a estas altura del campeonato no valen. En la segunda parte tampoco ha habido tanta continuidad y sí mucha interrupción que nos penaliza. En quince minutos hemos sido demasiado verticales pero de nada nos sirve y dependíamos de alguna acción individual. El Bembibre no me ha sorprendido, son atrevidos, juegan sin presión y son difíciles de defender. Al final han tenido un par de ocasiones bastante claras. Hasta que no se acaba la liga no vamos a bajar los brazos”.

Fernando ‘Ministro’, entrenador del Bembibre: “Pudimos haber conseguido algo más

Siempre viene bien puntuar ante uno de los equipos más poderosos de la categoría, con un centro de campo muy poderoso con Peli y Sergio Ramos, y arriba con un jugador muy especial como Javi de Mesa. Aunque el Real Ávila tenía bajas muy sensibles como Rubén Ramiro y Diego Ortiz, ha hecho un buen partido y ha sido muy intenso, pero ha chocado contra un Bembibre que pierde muy pocas veces, somos el que más empata y nos falta un poco de gol. Nosotros vinimos con cinco juveniles porque tenemos muchas bajas. Hubo fases de encuentro que sufrimos, pero tuvimos suficientes llegadas para conseguir algún gol. La ocasión más clara la tuvimos dando al palo. No hay que quitarle méritos al Ávila sino darle el aplauso al Bembibre”.

Mayorga, jugador del Real Ávila: “Era un partido que teníamos que sumar de tres

Reconocía que estaban “fastidiados” tras el empate por no haber hecho el fútbol que pretendían. “Nos hemos metido en el juego de ellos de parar mucho el partido. No hemos tenido continuidad y nos precipitamos mucho en jugadas de ataque. En la primera parte no hemos hecho ni ¡huy! y en la segunda por empuje te lleva a tener alguna ocasión. No queda otra que ir el sábado a Palencia a por los tres puntos. Hasta final de temporada todo es posible y no nos damos por vencidos para coger el cuarto puesto“.

FICHA TÉCNICA:

0 Real Ávila: Alberto, Obispo (Juli, m. 59), Sergio Nieto, Garretas, Llorián, Peli, Mayorga, Sergio Ramos, Iván Vila (Toni Miguel, m. 76), Iván Vila, Javi de Mesa y Edu.

 

0 Atlético Bembibre: Ivanildo, Rubén (Basaldo, m. 90), Tano, Espi, Iñigo, Samu (Santi, m. 88), Óscar (Tani, m. 82), Javi García, Willy, Dani Martínez y Carlos Cruz.

Árbitro: Jorge Ruiz Aguado (Palencia), asistido en las bandas por César Lobos Bores y Alejandro Martínez Acosta. Mostró tarjetas amarillas al local Llorián y a los visitantes Tano, Espi y Carlos Cruz.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo séptima jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 350 espectadores.