@deportesavila / El Boletín Oficial de Castilla y León publica hoy la declaración realizada por la Consejería de Cultura y Turismo, de deportistas, entrenadores y jueces de alto nivel de Castilla y León, por los resultados deportivos obtenidos en 2018. Por procedimiento ordinario son un total de 371, entre los que se encuentran tres deportistas y una entrenadora abulense.

De los tres deportistas de Ávila, dos son jinetes, David de la Iglesia González y Agustín Fernández Hidalgo de Morillo. El tercero es practicante de kicxboxing, Miguel Ángel López Gil, correspondiendo en este deporte a Laura Vicente García la declaración como entrenadora de alto nivel.

Mayor es el número de excluidos abulenses, hasta un número de seis. Es el caso de la atleta Jacqueline Martín Álvarez, los ciclistas Norbert Nowik Buchajewska y Fernando Santos Monje, y de la karateca Lucía Sánchez Rosado. El motivo de su no declaración es “por carecer de resultados deportivos propios de su grupo en el período correspondiente”. También ha sido excluido el karateca Diego Palop García por «edad inferior a 16 años» y el entrenador de kickboxing, Carlos Llopis Hernández, por «no haber presentado los documentos requeridos» y «no entrenar a deportistas de alto nivel castellano y leoneses«.

De acuerdo con la normativa vigente, para conseguir el reconocimiento de deportista de alto nivel es necesario obtener importantes resultados a nivel nacional o internacional, entre otros, hasta el tercer puesto en campeonatos de España, pertenecer a las selecciones españolas, quedar entre los dieciséis primeros puestos de campeonatos de Europa o del Mundo o determinadas posiciones en rankings nacionales o mundiales.

La declaración de deportistas de alto nivel de Castilla y León conlleva la posibilidad de obtener los beneficios cuando estén previstos en las diferentes normativas sectoriales, tales como la valoración en el acceso y provisión de puestos de trabajo en la Administración de la Comunidad de Castilla y León.

Además, en materia educativa, se facilitará a estos deportistas la realización de sus estudios y, en particular, se posibilitará que puedan compatibilizarlos con los horarios de entrenamientos y la participación en competiciones oficiales. En este sentido, las universidades de Castilla y León podrán desarrollar programas de atención y ayuda a los deportistas castellanos y leoneses de alto nivel, para facilitar la realización de sus estudios universitarios, compatibilizándolos con el entrenamiento y la práctica deportiva de alto nivel, y conseguir su plena integración social, académica y profesional.

En este contexto, la Consejería de Cultura y Turismo y universidades de Castilla y León, tienen establecidos convenios de desarrollo e impulso del deporte de alto nivel en Castilla y León, cuya finalidad es permitir compatibilizar, de la mejor manera posible, la vida universitaria, el entrenamiento y la competición a los deportistas de alto nivel durante su etapa universitaria, de tal modo que puedan desarrollar tanto su formación académica como su formación deportiva, en las mejores condiciones posibles y procurarse un futuro profesional, más allá de la etapa de máxima dedicación deportiva, asesorando a los deportistas, facilitando gestiones con centros universitarios, federaciones o instalaciones deportivas.

Respecto a las becas para deportistas en las residencias deportivas de la Comunidad -Victorio Macho, en Palencia; ‘Río Esgueva’, en Valladolid, y ‘Llano Alto, en Salamanca-, estas declaraciones forman parte de los criterios de valoración para acceder.

Por último, el programa de atención al deportista de alto nivel de Castilla y León (PROADCYL), tiene su origen en el convenio suscrito entre el Consejo Superior de Deportes y la Consejería de Cultura y Turismo, para la realización de acciones conjuntas que faciliten la formación e inserción laboral de los deportistas de alto nivel y alto rendimiento de Castilla y León.

Este es un programa que crea una estructura de atención individualizada presencial y telemática que integra y ofrece información, asesoramiento, orientación, intermediación y gestión de todos aquellos recursos que puedan necesitar los deportistas de alto nivel y alto rendimiento en el ámbito formativo y laboral, para facilitar su proceso de transición profesional al concluir su actividad deportiva.