@deportesavila / Nacido en Toledo y colegiado en La Rioja, uno de los dos nuevos árbitros de Primera División, César Soto Grado tiene vínculos con la localidad abulense de Candeleda. Acompaña en el ascenso a la máxima categoría del fútbol español al madrileño Vicente Pizarro Gómez.

Con 39 años de edad y árbitro desde los 19, le ha bastado una sola temporada para subir a la Liga BBVA, después de haber pitado siete campañas en Segunda División B, tras su paso por los campos riojanos de Tercera División.

Soto de Grado ha arbitrado el último año los partidos más importantes de la Liga 123, incluida la fase de ascenso con el choque Deportivo- Málaga, habiendo obtenido por su extraordinaria temporada el premio Vicente Azevedo.