@deportesavila / La primera edición nocturna del Gran Premio de Motocross de Rivilla de Barajas, que llegaba a su cuadragésimo primera edición, fue ganada por el piloto castellano-manchego Sergio Sánchez Cano, nueve veces campeón de su comunidad y subcampeón de España en la categoría MX2.

Una prueba veterana que cambiaba el horario a la noche para mitigar el calor estival. Modificación que resultó un éxito porque más de millar y medio de personas se dieron cita en la competición que dominaba Sánchez Cano, desplazado desde Ciudad Real pese a la distancia existente con la localidad morañega.

La segunda plaza la ocupó el segoviano Eduardo Esteban Martín, campeón de España MX1, completando el podio en tercera posición el zamorano Teófilo Jiménez Hernández, muy mermado físicamente por una lesión en los tobillos, lo que hace que su tercer puesto sea muy meritorio.

Anselmo Sanz, alcalde de Rivilla de Barajas, comentaba que el cambio de horario “ha supuesto un éxito tal, que con toda probabilidad, se repetirá en próximas ocasiones. La carrera nocturna es mucho más espectacular, no hace tanto calor y los pilotos físicamente pueden dar lo mejor de sí mismos”.