Ángel G. Alameda / El Real Ávila afronta en la tarde del domingo un partido clave para su inmediato futuro. Después de ganar en La Bañeza por primera vez fuera, sumando la segunda victoria consecutiva, el equipo encarnado buscará la tercera ante un rival directo de los que aspiran a final de temporada a jugar la fase de ascenso a Segunda B. Es la ambición de ambos contendientes.

Con la dificultad que entraña la empresa de poder doblegar al Palencia Cristo Atlético, los abulenses necesitan el triunfo que les permita rebasar a los palentinos en la tabla y seguir recortando diferencias respecto al cuarto clasificación. Tienen a su favor la fortaleza que han mostrado hasta ahora como locales, encontrándose invictos en su campo.

El choque lo afronta el Real Ávila “como un partido más, de mucha igualdad”, afirmaba Jonathan Prado en la rueda de prensa previa, recuperado de su reciente enfermedad. Espera un encuentro “de pocas ocasiones, de mucho centrocampismo y el que más acertado esté se llevará el partido”. Parece tener “claro el patrón y la idea que queremos llevar a cabo”.

El técnico del equipo encarnado cuenta con las bajas de Diego Ortiz, Rubén Ramiro y Cristo, pudiendo ya vestirse de corto el delantero goleador Rubo.

El rival

El Palencia Cristo Atlético es “bastante completo”, comenta el entrenador del Real Ávila respecto al que fuera su anterior equipo. “Trabaja bien en presión, acumula muchos jugadores por dentro” y “está utilizando jugadores del centro del campo en otras posiciones”, lo que “les hace que tengas más trabajo en la fase defensiva”, añade, señalando que “con balón intentan ser asociativos”.

Para Prado la principal virtud del contrario “es la transición rápida, salen bien hacia delante y utilizan bien el uno contra uno”. “Es un equipo al que hay que tener en cuenta la pelota parada” y que “contra rivales que están por la pelea por el play off ha tenido resultados muy justos de empates y derrotas por la mínima”, advierte.

El Palencia Cristo Atlético, dirigido por Rubén Gala y en cuya plantilla se encuentra el ex encarnado Luis Obispo, llegará a tierras abulenses casi igualado con el conjunto abulense, situado inmediatamente antes que los de Jonathan Prado y con un punto más. Su trayectoria más reciente refleja que no ha perdido en las cinco últimas jornadas, con cuatro triunfos y dos derrotas en sus desplazamientos, lo que muestra su peligrosidad cuando juega fuera, habiendo obtenido más puntos en sus viajes (12) que en casa (10).

Un equipo, el palentino, que no marca muchos goles (14), pero que tampoco los encaja (8), siendo el tercer menos goleado del grupo VIII de Tercera División tras Burgos Promesas (4) y Zamora (6).

Antecedentes

El Real Ávila ha vencido en casa en cuatro encuentros al Cristo Atlético, que se llevó los tres puntos en dos ocasiones, con tres empates entre ambos. La pasada temporada los abulenses derrotaron en el Adolfo Suárez a los palentinos por 3-0, con goles de Iván Vila, Peli y Javi de Mesa.

En el descanso del partido se procederá a la presentación de los diferentes equipos de la cantera encarnada.

REAL ÁVILA - PALENCIA CRISTO ATLÉTICO
Domingo 10 de noviembre de 2019
Hora: 17,00
Campo: Estadio Adolfo Suárez
Árbitro: Francisco Rivera García (Valladolid)
Asistentes: Adrián Fernández Fraile y Mario López Lavín.