Ángel G. Alameda / La jornada decimosexta del Grupo VIII de Tercera División trae al Adolfo Suárez un duelo entre  dos rivales directos, aspirantes a estar entre los cuatro primeros, el que medirá de tú a tú al Real Ávila y a la Arandina.

Frente a frente dos equipos que atraviesan un buen momento, contiguos en la tabla, sexto contra séptimo, separados por un solo punto a favor de los abulenses -invictos en casa-, que llevan ocho victorias, tres empates y tres derrotas, mientras que los arandinos acarrean ocho triunfos, dos empates y cuatro derrotas.

Los encarnados tratarán de quedarse con los tres puntos y poner tierra de por medio, manteniendo su tónica para dar continuidad a la buena racha que vienen mostrando con sus últimas cuatro victorias consecutivas. La misma pretensión tienen los blanquiazules, que llegarán a tierras abulenses tras haber destituido recientemente al entrenador Jordi Fabregat por su segundo, Álex Izquierdo. El cambio ha supuesto para la Arandina sumar tres victorias en las tres últimas jornadas, o lo que es lo mismo, sumar nueve puntos de nueve posibles.

Con la sustitución del entrenador, Jonathan Prado considera que la Arandina ha modificado su modelo de juego, volviendo al estilo que tenía la temporada pasada y con las alineaciones más definidas, siendo “un equipo mucho más agresivo, presionante y que somete al rival sin balón. Es más vertical, con un juego directo”.

El técnico del Real Ávila conoce al rival, “con jugadores de la temporada pasada. Maneja muy bien la presión en diferentes alturas, reduce muchos espacios y busca situaciones de salir y contraatacar. En balón parado, con Zazu como especialista, está sacando un rendimiento importante. Tiene futbolistas que en juego aéreo pueden hacer mucho daño”.

Contento con el trabajo de la semana

A diferencia de la semana anterior, los entrenamientos se han podido realizar con normalidad, dado que las condiciones meteorológicas lo han permitido. Por eso Prado se ha mostrado “contento con el trabajo que está haciendo el equipo”, al que ha visto “con muchas ganas y un nivel muy alto de entrenamiento, ideal por el ritmo e intensidad del partido que vamos a tener el domingo”.

El míster local valora, mas que los resultados positivos que están obteniendo en los últimos encuentros, “la forma de afrontar los partidos durante los noventa minutos, sobre todo a nivel de concentración. Ahora es más difícil cometer errores puntuales. En la forma de juego, tanto en ataque como en defensa y en las transiciones, hemos mejorado”. El objetivo es acabar con buenas sensaciones en la primera semana de enero cuando finaliza la primera vuelta.

Y una meta más inmediata es romper la racha positiva de las últimas cinco visitas de la Arandina al Adolfo Suárez, en las que ha salido invicta, arrancando tres victorias y dos empates. La temporada pasada se llevó los tres puntos al vencer por 1-2, con goles en el primer tiempo de Ruba y Rubiato, anotando Rubén Ramiro de penalti el tanto del honor abulense, ya en el tiempo de descuento.

Por su parte, el entrenador de la Arandina estima que el choque serámuy igualado e intenso, con dos equipos que llegan en el mejor momento de la temporada”. Señala como jugadores importantes del Real Ávila a Javi de Mesa, Rubo, Moreira… “referencia a nivel ofensivo del grupo VIII, con capacidad para hacer gol”. Advierte del mayor rendimiento de los encarnados en casa porque “ningún equipo ha conseguido ganar”, lo que “nos va a dificultar conseguir allí la victoria”. En Ávila, tratarán de imponer su estilo, “presión alta”, alternado «el juego asociativo con el juego directo y llegar por bandas”.

Jonathan Prado ya podrá contar con Calderón, pero sigue sin poder disponer de Rubén Ramiro, Diego Ortiz y Cristo, que se encuentran en proceso de recuperación de sus lesiones. En las filas de la Arandina serán baja Soto y Plaza, estando Zazu con ligeras molestias desde el partido anterior.

REAL ÁVILA - ARANDINA
Sábado 24 de noviembre de 2019
Hora: 17,00
Campo: Estadio Adolfo Suárez
Árbitro: Javier Muriel Isidro (Salamanca)
Asistentes: Cristian Mauricio Vasquez Molina y Carlos David Téllez de Meneses Martín