@deportesavila / El grupo parlamentario Podemos CyL ha pedido que se implante la tarjeta negra en la Comunidad de Castilla y León como elemento sancionador ante  comportamientos de menosprecio, violencia verbal, discriminación por razón de sexo, amenazas e insultos en las competiciones deportivas. El

árbitro mostrará la tarjeta en un primer aviso de suspensión de partido, situación que se llevará a efecto al mostrarse por segunda vez en caso de persistir los comportamientos censurados.

En  el Decreto 52/2007, de 17 de mayo, por el que se establece el Currículo de Educación Secundaria de Castilla y León, se encuentra como objetivo general para la asignatura de Educación Física,  “mostrar habilidades y actitudes sociales  de respeto, trabajo en equipo y deportividad en la participación en actividades, juegos y deportes, independientemente de las diferencias culturales, sociales y de habilidades.”

Sin embargo, cada vez son más frecuentes los comportamientos violentos y la falta de deportividad en las competiciones y otras facetas de la práctica deportiva de los escolares, el mal comportamiento  no siempre dimana de los niños, son los padres en muchas ocasiones quienes manifiestan violencia y actitudes incívicas, dando un deplorable ejemplo.

La tarjeta negra se ha puesto en marcha como  instrumento favorecedor del progreso social y para un correcto comportamiento por parte de todos los agentes implicados en el deporte juvenil e infantil (entrenadores, espectadores, familiares, árbitros, jueces, directivos y deportistas). Se utiliza junto con las ya existentes (amarilla, roja, técnica) cuando se producen infracciones de las normas del juego o acciones contrarias al proceso educativo por parte de deportistas, público o técnicos durante cualquier competición en la que participen escolares.

La iniciativa, presentada por la portavoz de Cultura y Deportes de Podemos CyL, MªJosé Rodriguez Tobal, se debatirá en Comisión parlamentaria.