Ical / El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, explicó ayer que la Junta de Castilla y León ha bloqueado los permisos de pesca para la trucha arco iris, el hucho y el salvelino en la elección de los cotos de la temporada que se iniciará el próximo mes de marzo. Silván indicó que esta decisión se ha tomado en respuesta al decreto que el anterior Gobierno central aprobó con «nocturnidad y alevosía» y por el que se veta la captura de estas tres especies. Por ello, el ejecutivo autónomo ha iniciado ya el proceso para su impugnación.

El titular de Fomento admitió que conocía los planes para aplicar este Real Decreto, que incluye un catálogo de especies exóticas invasoras a erradicar en los ríos y embalses de España, aunque el Gobierno le había transmitido que se iba a dejar sobre la mesa. «Porque consideraban improcedente aprobarlo cuando iba a ser otro Gobierno el que iba a desarrollarlo», subrayó Silván. Sobre esa normativa la Junta tiene potestad para su ejecución.
En ese sentido, anunció que también está tratando este asunto con los nuevos responsables del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Así, confirmó que la Junta está tomando medidas para que los pescadores puedan llevar a cabo esta actividad en la Comunidad. Además, censuró la actuación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y aseguró que no fue «sensible» con la realidad de Castilla y León.
Asimismo, recordó que el Ministerio de Rosa Aguilar se comprometió a no aprobar y aplicar el Real Decreto que regula el catalogo y listado español de especies exóticas e invasoras, ante la oposición de todas las comunidades. «Estamos tristemente sorprendidos por la aprobación de un decreto al que se oponían todas las comunidades autónomas», añadió.
«Dijeron que lo iban a dejar sobre la mesa, pero no han atendido a sus propios actos, al aprobar una normativa que conllevará que las licencias del año estén paralizadas», añadió en tono crítico.
Silván recalcó que «la Junta ha iniciado los trámites para impugnar un decreto que considera nocivo para la pesca acotada». Señaló por último que se ha decidido paralizar la concesión de los permisos de pesca a los cotos para que se revise el decreto y se «adecúe a la realidad piscícola» de la autonomía».