Ávilared / La piscina cubierta de la Ciudad Deportiva no podrá abrir sus puertas -previsto para el fin de semana- ante los graves desperfectos y daños de corrosión que tiene la estructura de su cubierta.

El informe técnico advierte de «graves desperfectos» en la estructura por la «corrosión en grado muy avanzado«, según ha explicado el concejal de Deportes, Pablo Luis Gómez, tras la Junta de Gobierno en la que se ha aprobado no abrir la instalación deportiva, ya que la situación pone en peligro «la integridad física de los usuarios«.
«Hemos sido afortunados» en detectar el «gravísimo problema«, ha dicho. Se ha conocido en una revisión que el concejal ha encargado de las infraestructuras deportivas, si bien lo que se ha hecho es un informe previo -conocido el martes- a falta de un estudio amplio sobre la situación del edificio, que data de hace 45 años.
Antes de tomar medidas, el informe en profundidad deberá determinar si los daños afectan también a los pilares y estructuras metálicas de los muros. El edil ha recordado que el edificio tiene «casi 50 años, y está muy expuesto a la corrosión de la humedad y de los agentes químicos«.
Mayor problema del previsto
Los daños «se veían desde hace meses desde abajo«, ha dicho el edil. «Pero pensamos que los daños que no eran muy graves» y que «con una consolidación y un refuerzo y saneamiento» podrían solucionarse.
El concejal ha reconocido que el cierre de la instalación va a «perjudicar» a los practicantes del deporte de la natación, y de salvamento y socorrismo, ante lo que ha propuesto «reajustar horarios» de todas las actividades en la piscina del Complejo Sánchez Granado y confiar en que se llegue a un acuerdo con la Escuela Nacional de Policía para utilizar sus instalaciones.
«Hay que pedir disculpas y comprensión«, ha manifestado, porque supondrá «un sacrificio para todos«. Gómez se ha propuesto «buscar la solución lo más rápida posible«, pero no se ha atrevido a adelantar nada al respecto, sólo el deseo que el cierre «no se dilate más allá de una temporada deportiva«.
Ante la posibilidad de un  acuerdo con la Escuela Nacional de Policía, ha dicho que el alcalde, José Luis Rivas, lleva «un año de negociaciones» para lograr un convenio. El edil confía en que la próxima semana se conozca «la disponibilidad que dan a la ciudad» en la piscina policial.