Carlos Soria en el trekking de aproximación al Daulaghiri (Foto: Darío Rodríguez/Desnivel)
La marcha de aproximación al Dhaulagiri es muy bella y poco concurrida. El alpinista abulense Carlos Soria lleva tres días caminando y hasta el momento su grupo no ha coincidido con ningún occidental. Nada que ver con el trekking del Lhotse/Everest que realizó la pasada primavera cuando ascendió el Lhotse. Si aquél está “plagado” de lugares donde dormir y comer, y es uno de los más visitados del mundo (continuamente te estás cruzando con alpinistas y trekkers de todas las nacionalidades), éste, por el contrario –al menos en esta temporada- no tiene ningún alojamiento abierto, lo que obliga a la expedición de Carlos Soria, a dormir en tienda de campaña en plena época de lluvias. Pero esto también tiene su ventaja: la gente de los pueblos no está muy acostumbrada a ver occidentales, por lo que son absolutamente encantadores y la expedición puede disfrutar de un contacto muy cercano y directo con la vida tradicional nepalí. (Leer más…)