Eduardo Martínez de Pisón escribe sobre Carlos Soria de quien dice: “No ha enganchado en ningún estilo, sino que lo está creando. La vida en la montaña siempre, incluso más que siempre. La montaña como logro de la felicidad.”

Creo que conocí a Carlos Soria en Gredos en los años sesenta del siglo pasado. Estaba en un grupo de montañeros y alguien que sabía mi procedencia de Aragón me dijo: -“Mira, éstos son la “nueva ola” de los mejores escaladores de Madrid”. Rodó medio siglo más y Carlos Soria ¡sigue siendo “nueva ola”! Estoy emocionado, amigo Carlos, emocionado y contento, muy contento de tu noveno ochomil, ese viejo Manaslu que termina como un dibujo de Samivel y que te estaba esperando desde hace tantos años. (Leer más…)