Matagigantes / Hace unos meses me citaba con Marta López Sánchez (Ávila, 1998) en uno de los pocos huecos que tenía en su agenda. Entre estudios, entrenamientos y ser la “míster” de un equipo de fútbol base conseguí hablar con ella de la desprofesionalización que sufre el fútbol femenino, las desigualdades entre equipos masculinos y femeninos, la compaginación de las múltiples tareas… y muchos otros temas en los que la consideraremos experta.

Es su tercer año defendiendo la camiseta del Rayo Vallecano Femenino B, el fútbol y sus estudios la han traído a Madrid dejando familia y amigos en Ávila, donde comenzó su carrera futbolística.

En noviembre cuando me hacía el favor de ser la protagonista de este reportaje las cosas se veían de otro modo, hoy, 8 de marzo del 2019 considera que en este año todo está evolucionando.

DESPROFESIONALIZACIÓN:Cualquier jugadora de Primera División debería vivir de su sueldo

El fútbol femenino está a años luz de convertirse en un sustento de las cada vez más niñas y mujeres que quieren dedicarse al balón. Marta sabe lo que cuesta llegar a la élite y cómo funcionan las cosas en el fútbol femenino español: “En el tema de salarios no puedes pedir lo mismo que cobran ellos porque no generas lo mismo, aun así los salarios son muy bajos, cualquier jugadora de Primera División debería vivir de su sueldo, y esto pasa en dos o tres clubs… con la mayor inversión que se está dando en la actualidad, hay algún equipo más. Cada vez se debería invertir más en eso, debería haber sueldos bastante más altos. No cobrar tanto como los chicos, pero sí una cantidad bastante más grande pudiéndote dedicar plenamente”.

Para Marta es “indecente” que en Primera División haya jugadoras que cobran 200 euros, echando muchas horas de trabajo durante todos los días de la semana.

Sin tener en cuenta lo que generan y lo que no, es un trabajo y es necesario un salario mínimo, que todo el mundo tenga a quién poder reclamar. Los clubes ahora ponen el contrato que quieren, si quieres lo firmas y si no pues… añade ella.

Otro aspecto de esta desprofesionalización serían los infames horarios en los que disputan sus partidos: “Los horarios son horribles, el primer equipo juega en casa los domingos a las 12 o 11:30, pero los nuestros son a las 14, a las 15…, a esa hora no va a ir nadie, son horarios poco profesionales”.

Los entrenadores tienen un nivel y deben recibir unos ingresos acordes, y esto es algo que no pasa.

POSIBLES SOLUCIONES:Con la Primera B va a empezarse a regular mejor”

Parece que el Fútbol Femenino en España está teniendo una mayor expansión en estos momentos con la llegada de Iberdrola como gran sponsor o de jugadoras internacionales a clubes como el Barcelona, Atleti o Rayo.

La joven defensa afirma que: “Para poder llenar grandes campos se hacen equipos femeninos dentro de los masculinos, siendo los segundos el soporte. No cuesta nada abrir un estadio, la gente iría y pagaría por verlo, y cada vez más. Si se independizara la parte femenina de la masculina no sería tan visible”.

Este último aspecto, Marta lo extrapola a su club: “Hay que atraer a la gente al fútbol femenino, el llamamiento es necesario para engancharles, e igual que, por ejemplo, el Rayo masculino ha fidelizado su afición, que el Femenino se vaya a ver. La tendencia ha cambiado, y últimamente se están abriendo un montón de estadios, eso es un paso muy grande que algunos clubs ya han dado, ojalá pase en el Rayo”.

Caso destacado es la final de la Copa de la Reina de la temporada pasada en la que se abrió el Estadio Romano de Mérida y estaba lleno. Marta explica que es una educación distinta, depende del sitio donde sea… por ejemplo: en Barcelona hay un montón de gente que va al Mini Estadi los domingos a ver al Femenino porque apostaron por ello, apostilla.

Deja ver otra posible solución: “(Nosotras) Somos un Segunda, por eso se ha hecho el Primera B para intentar de alguna manera empezar a profesionalizar el fútbol femenino. El Primera B se ha hecho con la idea de que se pueda hacer un contrato mínimo para las de Primera y para las de Primera B. La Primera B serán dos grupos: uno de norte y uno de sur, aun así tenemos desplazamientos muy largos. Con la Primera B va a empezar a regularse mejor; te ponen: un sueldo mínimo, los viajes X y te dan una subvención para que tengas dinero para esos viajes. Ahora mismo, recibimos una subvención de la Federación Española para los viajes. El año que viene Iberdrola va a invertir en Primera y Primera B”.

Dentro de la competición, nos cuenta el nuevo y “más competitivo” formato de Copa de la Reina; cree que es así para que todo el mundo compita hasta una fecha, un equipo terminaba de competir el 10 de mayo y otro el 15 de junio, pese a que te eliminen, al menos la juegas. Antes la jugaban los ocho primeros, antes te motivaba quedar lo más arriba en la Liga para jugar la Copa, tú la motivación para quedar lo más arriba en Liga la vas a tener, entonces la Copa de la Reina era una competición menor; también es un paso.

Otras posibles soluciones para las castellano-leonesa serían: la unificación de recursos tomando como ejemplos otros deportes, eliminando los vacíos legales que existen y exigiendo contratos (toda jugadora profesional debe firmar un contrato, aunque ahora se está haciendo más, pero no todo el mundo lo tiene), y los sponsors, que la gente se atreva a invertir en Fútbol Femenino, que la gente se conciencie.

DESIGUALDAD:El embarazo debería ser algo contemplado en tu contrato

No es normal que por la mañana tenga que ir a estudiar o trabajar y por la mañana a entrenar, una futbolista de Primera División debería poder vivir de ello, en el fútbol masculino esto no ocurre, y del fútbol viven chicos de hasta Segunda B”.

La abulense afirma que hay muchas diferencias entre el fútbol femenino y el masculino, Iberdrola ha invertido y tienes que ver que te sale bien como les ha salido a ellos, ha sido el primero que se ha lanzado y ha dicho: “voy a invertir en esto”, y si eso genera algo, cree que va a ir generando más.

Uno de los aspectos ancla de las desigualdades viene en la ´limitación de la carrera de la mujer o embarazo: “Han sacado dietas para las que vayan a ser madres. El embarazo debería ser algo contemplado en tu contrato, había cierto vacío legal en eso y debería estar contemplado como en un trabajo normal. Es un tema principal pero no sólo en el fútbol, prácticamente en cualquier deporte”.

MACHISMO EN EL FÚTBOL:Tiene que haber igualdad, no que sea igualitario

El mundo del fútbol es cada vez menos machista, se está concienciando no de que todo el mundo tenga derechos sino de que puede ser bueno en algún deporte, antes el deporte en general era machista no la gente dentro del deporte, sino de fuera pensando: ‘Ella no puede tener las mismas capacidades que él’, según han ido pasando los años cada vez pasa menos. Dentro de los deportes, el fútbol me parece uno de los más machistas sobre todo por los comentarios estereotipados del ‘machorro’, la chica que juega con los niños… en el fútbol cada vez se invierte más, la gente reivindica que tiene que ser igual, pero yo no creo que tenga que ser igual para nada, simplemente que tiene que haber igualdad, no que sea igualitario, se podría ver el porcentaje de lo que genera y se le pague ese porcentaje a la jugadora, ya está; consistiría en una distribución de los recursos como se debe, teniendo un sueldo con el que poder vivir, o sea, que no tenga que buscarse un trabajo fuera para poder vivir”.

DIFERENCIAS:Se debe educar con las diferencias que tiene

¿Qué nos diferencia de otros países? Le preguntaba; “La educación de los aficionados, la gente va educada a ver al fútbol femenino como si no fuese algo fuera”. Yo añadí: como si no fuera femenino, como si fuera fútbol. Ella cerraba con un claro: “Tiene que partir de eso, es como en los chicos, si no tienes afición, nadie te va a pagar lo que tienes que generar, creo que todo parte de la educación que se le da a la gente para que vaya a ver el fútbol”.

En las categorías inferiores es muy difícil llegar a un equipo, le dije yo a Marta. Ella respondió que por ejemplo, en el fútbol femenino de las universidades de Estados Unidos no son malos equipos, pero nosotras les podríamos competir; hay gente que les va a ver allí, hay mucha gente que va a estudiar allí con muchas becas y la educación es distinta, como si no fuesen a ver otro tipo de femenino, sólo como si fuesen a ver fútbol. En Alemania e Inglaterra pasa igual o en Suecia. Se debe educar con las diferencias que tiene.

En España encontramos un fenómeno de ‘autonomía’: la mayoría de jugadoras españolas juegan en el país excepto casos aislados.

Dentro de España tienen especial relevancia las selecciones autonómicas, nuestra protagonista fue seleccionada con Castilla y León y entre las selecciones encuentra diferencias: “En Castilla y León perdíamos siempre, pero es otra forma distinta de aprender; lo de las concentraciones es una barbaridad, es otra forma de ver el fútbol, es otra forma de trabajar. Hay diferencias en cuanto a la frecuencia de los entrenos. Este formato está muy bien hecho, sobre todo, de cara a europeos y mundiales. De las selecciones territoriales salen a la nacional, les facilita el trabajo, eligen las mejores jugadoras. Se debería concienciar de que se puede hacer algo más, pero hay muchas diferencias”.

No sólo encontramos diferencias entre países y comunidades autonómicas dentro de España sino también dentro de los propios clubs españoles: “El Rayo es completamente distinto, el vivir una cosa a vivir otra, es un equipo distinto, en Ávila hay menos ‘vida futbolística’. En el Rayo todo el mundo trabaja por ti, todos los días, unas por otras, y eso es impresionante, y se te transmite desde el primer día. Tus compañeras te apoyan pase lo que pase. Esta comodidad se nos nota. Esto, sin embargo, no pasa en todos los equipos y me parece una cosa de envidiar de las que estén fuera y es una de las cosas con las que más me quedo del Rayo”.

El grupo te arropa mucho”, añadía más tarde.

BOOM DEL FÚTBOL FEMENINO EN ESPAÑA:Hay que darle tiempo

Para Marta el fútbol femenino está creciendo mucho y va a tener un boom, está empezando ahora a explotar.

Dentro de su experiencia, Marta ha llegado a ir con la selección española convocada en dos ocasiones: “Desde las categorías inferiores se han ido ganando desde años atrás cosas, la formación está siendo distinta desde dentro de los clubs españoles porque se están semiprofesionalizando, se ve en el aumento del número de entrenamientos o de miembros del cuerpo técnico… es como el auge del fútbol español en España, hay que darle tiempo”.

Podemos decir que cada vez se están metiendo más recursos para la mejoría.

Ella es clara: “El fútbol femenino en España tiene futuro, va hacia arriba, cada vez hay más niñas; pero todo debería estar escrito: los derechos y deberes que tengo por firmar ese contrato, hay que partir de ahí para que todo lo demás se pueda legalizar”.

COMPAGINAR EL FÚTBOL CON OTRAS TAREAS:Cuadrarse con los estudios es una barbaridad

Para Marta el truco para compaginar estudios y fútbol consiste en organizarse: “Es organización. Cuando me iba con la selección un fin de semana entero a jugar a donde fuera, todos los miércoles por la tarde a Valladolid a entrenar…; tienes que economizar las horas que tienes; si quieres, te tienes que organizar para poder… ahora tengo el equipo de los niños, mis entrenamientos, y la competición… físicamente desgasta. Además, cuadrarse con los estudios es una barbaridad”.

Y es que ella prima los estudios sobre una posible salida de España para jugar al fútbol.

PERSONAL:Me imagino jugar en Primera

Separación de la familia: “El primer año me costó más, pero no es separarse, me vienen a ver jugar todas las semanas, mi familia me ha ayudado mucho, me ha apoyado frente a un grupo nuevo; la universidad, otro grupo nuevo; el fútbol, otro grupo nuevo…siempre me han apoyado mucho con el fútbol, y por eso no me ha costado tanto”.

Futuro: “Sí, creo que puedo a llegar a la élite. Me imagino jugar en Primera”.

Cuenta cuando jugó contra la selección: “El día anterior estaba nerviosa pero te ves defendiendo a Falcón (Atlético de Madrid)… con alguna coincidí en un par de entrenamientos que fui con la sub-16 española y las ves: ‘Ala, está a mi lado’. No las ves tan lejos, porque compiten en la Liga, y el equipo con el que yo jugué y deseas jugar contra ella en algún momento. En el Rayo siembran las bases para llegar al primer equipo, al final, hay gente contada que va a llegar, porque es así. Te van formando para ello. Hay gente en mi equipo que tiene capacidades para llegar a debutar en Primera y ojalá yo pudiese ser una de ellas en algún momento, pero es trabajo y ser constante, estar disponible para el entrenador siempre que te diga que te necesita. Y suerte”.

Daniel Chaves Velázquez