@deportesavila / Se ponen en marcha los equipos femeninos de la Casa Social Católica de la Segunda División y Regional Infantil, después de que no pudieran hacerlo en la primera jornada debido a problemas a la hora de tramitar las fichas, al igual que le sucedió al juvenil, que en esta jornada descansa.

En la Segunda División, la Casa Social viaja el domingo a Valladolid para enfrentarse al UValquirias San Jo. El equipo que seguirá dirigido por Sol Arroyo inicia la temporada con doce jugadoras. Patricia, Juliana, Eva, Elena, Andrea, Esther y Marta siguen de la campaña anterior, a las que se unen Ángela, Elisa, Cristina, Lucía y Miriam, aunque en este comienzo Miriam, Eva y Elena son baja por lesión. Sol Arroyo comenta que la competición será “dura, con equipos fuertes en Burgos y León”, pero espera “hacer una buena temporada”.

Intenso debut para el equipo infantil, que tendrá el domingo un doble compromiso con los dos equipos de Ponferrada, el primero a las 15,00 horas frente al CV Helps y el segundo a las 16,30 frente al Aupsa. Este equipo entrenado por Patricia Rubio y Sol Arroyo es la lógica evolución del alevín de la temporada anterior, del que continúan Verónica, Alba, Raquel, María y Mari Mar. Son nuevas Miriam, Aroa, Alba y Julia, aunque ésta se ha lesionado esta misma semana y estará un tiempo ausente.

En cuanto al conjunto de Segunda División Masculina, sí que pudo disputar la primera jornada, en la que cayó derrotado por el Ojaconta Voley Viña por 0-3 (13-25, 19-25 y 21-25). En ésta le tocaba viajar a Navarra para enfrentarse al Navar Voley, pero ha aplazado el partido.