Ángel G. Alameda / El Real Ávila sufrió su primera derrota de la temporada después de haber ganado en las cinco jornadas iniciales del campeonato. En el ‘clásico’ de La Albuera frente a su eterno rival, la Gimnástica Segoviana le endosó tres goles, más de los que llevaba encajados hasta el momento.

Un partido que tuvo dos partes diferenciadas. La primera muy igualada, jugada de poder a poder y sin que ninguno de los dos equipos diera su brazo a torcer. Y la segunda, donde la efectividad de los locales y el peor comportamiento visitante propició que llegarán los goles hasta el fondo de la portería defendida por Nauzet.

El Real Ávila iba a salir al terreno de juego con el mismo once inicial que venció al Tordesillas. Sin embargo, una lesión en el calentamiento de Edu hizo que tuviera que dar paso en la alineación titular a Iván Vila y meter en la convocatoria a Kamil.

La Segoviana saltó con ganas al campo presionando sobre el Real Ávila, cuya defensa supo contener las acometidas azulgranas. Los primeros minutos fueron un toma y daca entre dos equipos que justificaron porqué se encuentran entre los mejores del campeonato.

A medida que pasaba el tiempo los de Jonathan Prado se fueron quitando la presión ejercida por los de Manu González, que insistían sobre el campo visitante. Mientras que la ‘Sego’ buscaba el peligro enviando balones largos hacia el área, el Ávila lo hacía a la contra por la izquierda a través de Javi de Mesa.

Poco antes de llegar al ecuador del primer período fue Dani Arribas el que en buena posición desaprovechaba la oportunidad de abrir el marcador enviando el balón a las nubes. Luego fue Rubén Yubero el que se la colgó a Asier Arranz para que éste en media chilena mandase el esférico alto.

Iván Vila busca el gol antes de la pausa de hidratación

La primera oportunidad del Real Ávila estuvo en las botas de Iván Vila que en una posición esquinada efectuaba un disparo que pegaba por fuera de la red, obstaculizado por la presencia del guardameta Facundo. A continuación el colegiado decretaba parar el choque para que los jugadores pudieran refrescarse.

En los cinco minutos anteriores al descanso, hubo un par de ocasiones claras, una para cada equipo. Primero fue el local Mika, quien tras una buena jugada individual de su compañero Álex Conde, disparaba en el área para salir la pelota rozando el poste izquierdo del marco de Nauzet, cuando éste ya estaba superado. Después y tras lesionarse el segoviano Asier Arranz, teniendo que ser sustituido por Domingo, en un mal saque de puerta de Facundo al resbalarse, Rubén Ramiro solo ante el portero realizaba un disparo que atrapaba con dificultad el meta uruguayo, ayudado por el incombustible Anel, cuando Iván Vila estaba dispuesto a recoger el rechace. Oportunidades baldías que enviaban a los equipos a los vestuarios con un doble cero en el marcador.

El segundo tiempo fue desafortunado para las huestes encarnadas que dieron un paso atrás. A los siete minutos de la reanudación, el delantero Mika establecía el 1-0 cabeceando al fondo de la red tras recibir un centro lejano por la derecha de Adrián. Dos minutos más tarde, Facundo desbarataba por dos veces los tiros de Rubén Ramiro en su intento de poder establecer el empate.

El entrenador visitante quitaba a Juli para poner a Diego Ortiz. Poco después del cambio el Real Ávila encajaba el segundo gol, el primero en la cuenta de Álex Conde, quien quitaba el balón en el centro del campo a Issa y avanzaba con él para efectuar un lanzamiento que se colaba magistralmente por la escuadra izquierda de la portería abulense.

Cambios visitantes sin efecto

Agotaba el cupo de sustituciones Prado con Raúl Arroyo y Obispo en lugar de Sergio Ramos y Josito, respectivamente. El Ávila no parecía en condiciones de poder conjugar la diferencia de dos goles de ventaja que llevaba la Segoviana. Es más, a un minuto de los noventa reglamentarios tuvo que intervenir Nauzet en dos tiempos para atrapar el esférico tras un disparo de Dani Abad.

Lo que no pudo impedir el cancerbero tinerfeño es el tercer gol, ya en el tiempo de descuento. De nuevo su autor sería Álex Conde el que superaba a Nauzet en su salida, tras una jugada realizada por Ivi. Con el 3-0 acababa el ‘clásico’, un resultado demasiado abultado por lo observado en el campo, sin dejar de reconocer que la Segoviana fue merecedora de la victoria al saber aprovechar sus ocasiones y ser dominadora durante buena parte del choque.

Pese a la derrota, el Real Ávila continúa como segundo clasificado, a un punto del líder Arandina, que no pasaba del empate en el campo del Burgos Promesas. Los encarnados ven como se le acerca la Segoviana, con un solo punto de ventaja en la tercera plaza, cuando se produce la jornada de descanso en el grupo VIII por la participación de la selección de Castilla y León en la Copa de Regiones UEFA.

Jonathan Prado: entrenador del Real Ávila

Nos vamos muy jodidos

Contundente comenzaba el técnico visitante la rueda de prensa, enfadado por la derrota. “Hay que levantar la cabeza y seguir compitiendo”, señalaba, siendo consciente de que su equipo había cometido “muchos desajustes”, sin “juego combinativo” y “nos ha faltado ser más contundentes” ante “un rival enfrente con buenos jugadores en línea de ataque”. “Nos ha costado defenderles, sobre todo en campo propio. Hemos sufrido muchas pérdidas de balón y en el juego de contraataque hemos perdonado hacer el 0-1 en el final del primer tiempo”, comentaba. Tras haber “salido bien en la segunda parte, a medida que avanzaba el partido hemos estado mal y en los últimos diez minutos hemos jugado con el caos”, sin que salieran “más de tres o cuatro pases seguidos”.

FICHA TÉCNICA:

3 Gimnástica Segoviana: Facundo, Adri, Rubén, Charly, Anel, Manu, Dani Arribas, Asier (Domingo, m. 45), Mika (Ivi, m. 80), Dani Calleja (Dani Abad, m. 65) y Conde.

 

0 Real Ávila: Nauzet, Issa, Josito (Obispo, m. 72), Garretas, Llorián, Peli, Rubén Ramiro, Sergio Ramos (Raúl Arroyo, m. 71), Juli (Diego Ortiz, m. 58), Javi de Mesa e Iván Vila.

Goles: 1-0 (Mika, m. 52), 2-0 (Conde, m. 69), 3-0 (Conde, m. 91).

Árbitro: Diego Calvo Antolín (Palencia). Mostró tarjetas amarillas a los locales Dani Calleja, Domingo, Dani Arribas y Rubén; y a los visitantes Peli, Josito y Rubén Ramiro.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio de La Albuera, en Segovia, con asistencia de unos 1.000 espectadores, de los que aproximadamente un centenar eran seguidores del Real Ávila. Antes de comenzar el partido se entregó un placa al arevalense Chema, que recientemente ha dejado el fútbol tras varias temporadas en la Segoviana.

Foto: El Norte de Castilla