@deportesavila / Hace más de un año, concretamente en el mes de enero de 2018, el Real Ávila Sociedad Anónima Deportiva, presentó en el Ayuntamiento de Ávila un proyecto para la remodelación del vetusto estadio municipal Adolfo Suárez, que llevaba aparejada la inversión de un millón y medio de euros.

Las obras a realizar pretendían remozar la instalación mediante la reforma de las gradas, la construcción en uno de los fondos de un campo de fútbol 7, la colocación de gradas y césped artificial en el anexo 2 y la eliminación de lo que queda del velódromo. Además, se ubicarían negocios de hostelería y salas de juego, con cuya explotación se dotaría de ingresos para la subsistencia de la entidad encarnada.

El Real Ávila quería que el proyecto estuviera ejecutado en el verano pasado. Sin embargo, la tramitación se ha demorado más de lo debido y cuando estaba a punto de darse el último paso procedimental, como era la aprobación definitiva del estudio de viabilidad en el pleno municipal celebrado hoy -antes de sacarse el proyecto a licitación pública para su adjudicación al mejor postor-, a última hora el asunto ha sido retirado del orden del día, alegando que se había pedido un informe sectorial a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), según el concejal de Deportes, Pablo Luis Gómez.

Sobre la retirada del asunto, en el apartado de ruegos y preguntas del pleno, se ha interesado el concejal de UPYD Javier Cerrajero preguntando si era preceptivo el informe de la CHD y en caso negativo se explicasen los motivos de su retirada. Si dicho informe fuera necesario, el edil ha cuestionado por qué no se solicitó antes de la aprobación inicial, después que el proyecto haya estado sometido a exposición pública y se hayan resuelto las alegaciones presentadas, desconociendo si la CHD ha presentado alguna.

Con la retirada del proyecto del pleno y a la espera del informe de la CHD, se dilata aún más en el tiempo la posibilidad de poner al día el campo de fútbol principal de capital de provincia en peor estado de Castilla y León, demora que para Cerrajero supone un “perjuicio”, preguntando si es consciente de ello el equipo de gobierno del Partido Popular.