@deportesavila / Un grupo de amigos ciclistas, entre ellos varios integrantes del equipo máster Mariscos Castellar Team, de Jaén, se van a enfundar la camiseta de la Fundación Aladina para recaudar fondos en su tarea de apoyar a los niños y niñas que están pasando por el cáncer y sus familiares.

Los ciclistas quieren aportar su granito de arena con su esfuerzo, corriendo con todos los gastos de alojamiento más manutención y desde ahí, “motivar al personal” para que aporten sus donativos en este I Reto Solidario #KMSxSONRISAS.

El reto se desarrollará los días 14, 15 y 16 de junio y partirá desde el Kilómetro 0 de la Puerta del Sol en Madrid hasta la puerta de la Catedral de Santiago de Compostela en la Plaza del Obradoiro. La primera etapa será hasta Zamora (252 kms.), la segunda será Zamora – Orense (261 kms.) y la tercera, Orense – Santiago de Compostela (123 kms.). Serán en total 640 kilómetros del Camino de Santiago entre Madrid y Compostela en solo tres días.

En la primera etapa, los participantes cruzarán la provincia de Ávila, una vez pasada la localidad segoviana de Villacastín, llegando hasta Arévalo donde se situarán un avituallamiento.

Aparte de los apoyos económicos de las empresas que se están sumando a este #SANTIAGOEN3DIAS, esperan que todo el mundo pueda aprovechar esta acción para que se animen a “arrimar el hombro” por los niñ@s con cáncer a través de la plataforma www.migranodearena.org.

La Fundación Aladina es conocida por su extraordinario trabajo en facilitar asistencia psicológica, emocional y material a los niños, adolescentes y sus familias ante la realidad de esta enfermedad. Una realidad que intentan acompañar en todos sus aspectos.

Para ello cuentan con la ayuda inestimable de un gran equipo de voluntarios. Tienen un equipo de cuatro psico-oncólogas que ofrecen asistencia profesional y gratuita a los niños, a sus padres y hermanos.

Además, Aladina desarrolla un amplio programa de ejercicio físico y en cuanto al acompañamiento emocional y lúdico, tanto los voluntarios como los equipos de los hospitales, aportan compañía, consuelo e, incluso, diversión.

También, la Fundación acondiciona los hospitales públicos para que se pueda estar lo más a gusto posible en las estancias necesarias. De hecho, por ejemplo en 2016, la Aladina inauguró la nueva UCI Infantil del Hospital Niño Jesús tras una inversión de un millón y medio de euros.