@deportesavila / El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha dado a conocer a los miembros de su Junta Directiva el proyecto para rediseñar la Copa de Su Majestad el Rey y la Supercopa de España.

Mientras que la Supercopa se jugaría fuera de España en enero en formato de final a cuatro entre los dos primeros de la liga y los finalistas del torneo copero, la Copa del Rey se disputaría a partido único en casa del equipo de inferior categoría hasta las semifinales, que serán a doble enfrentamiento. La competición estaría integrada desde la primera ronda eliminatoria por equipos de Primera, Segunda, Segunda B y Tercera División y de las categorías regionales.

Eso significa la posibilidad de que clubes como el Real Ávila, Cebrereña, Colegios Diocesanos y Bosco de Arévalo (si se salva) -actualmente militantes en Tercera y regional- podrían disputar la Copa del Rey, si bien los escenarios de los partidos deberán reunir unos requisitos mínimos para poder albergar los encuentros de la competición, algo que parece difícil teniendo en cuenta la precaria situación en que se encuentran los campos de fútbol abulenses.

Las medidas propuestas por la Junta Directiva de la RFEF deberán ser aprobadas el próximo 29 de abril en la Asamblea General Extraordinaria.