@deportesavila / Seis semanas y dos días después de haber sufrido un accidente por una caída en la que se fracturó el cúbito y el radio de ambos brazos, la cebrereña Natalia Rosado volvía a la competición corriendo el pasado domingo su primera carrera de este año con la que daba inicio a la temporada.

La piloto del equipo Roizca-Cross Country, de 13 años, conseguía con mucha técnica y coraje subirse al podio quedando en segunda posición en la prueba valedera para el campeonato de féminas de Castilla y León de motocross, celebrada en el circuito segoviano de Chañe, un circuito difícil por las roderas que se hicieron a lo largo de la carrera y con el hándicap para la abulense del poco físico por no haber podido entrenar.