@deportesavila / El pabellón de La Alamedilla en Salamanca acogió el pasado sábado el Campeonato de Castilla y León de kick boxing en la modalidad de light-contact (combate continuo con contacto moderado). El Club Sound Body acudió a la cita, obteniendo dos medallas de plata y una de bronce.

Juan José Velayos Sánchez compitió en -80 kg., superando con facilidad a rivales de Salamanca, Valladolid y Burgos antes de llegar a la final, donde realizaba un combate igualado contra el campeón del mundo Richard Huerta, a quien los jueces dieron la victoria, por lo que el abulense se tuvo que conformar con la medalla de plata.
En -75 kg., Rodrigo Sánchez López ganaba tres combates mostrando gran ambición y ritmo. Se colaba en la final para medirse contra el competidor internacional salmantino Alejandro Nieto, que superaba por la mínima al abulense dejándole con la medalla de plata.
Sergio López Antelo en +70 kg obtenía el metal de bronce en la categoría de menos 14, 15 y 16 años, siendo sorprendido por una ilógica permisividad de contacto al contrario, dentro de una categoría infantil, que pese a ser amonestado con un punto negativo obtuvo el beneficio de las acciones antirreglamentarias.
En -70 kg., Roberto González de Sosa llevaba a cabo una actuación sobresaliente superando de calle a un complicado rival salmantino, repitiendo con la misma solvencia contra un contrario de Burgos, quizás el rival más difícil de la categoría, combate en el que inexplicablemente y para sorpresa de todos los asistentes era decretado perdedor.
Y María José Luque Rasillo en +60 kg. perdía ante una curtida salmantina en un gran combate, en el que la abulense podía lucir su evolución respecto a anteriores actuaciones.
El Club Sound Body da coherencia a su trabajo demostrando que las actividades promovidas sirven para tener más oportunidades de competición durante el año, subiendo el nivel en los campeonatos oficiales y mejorando después de éstos.