El TSJ confirma la existencia de relación laboral de los monitores con el consistorio abulense

El contenido de la sentencia del Juzgado de lo Social de Ávila de 28 de septiembre de 2011, a raíz de una demanda interpuesta por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ha sido confirmado por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León mediante la resolución del correspondiente recurso de suplicación, que falla en contra del Ayuntamiento de Ávila, resultando éste obligado a desembolsar 33.000 euros al reconocerse la existencia de relación laboral entre dicho Ayuntamiento, a través del Patronato Municipal de Deportes, y 30 monitores deportivos.

Conocido el fallo, el portavoz del equipo de gobierno del consistorio abulense, José Francisco Hernández Herrero, tras manifestar que el Ayuntamiento “acata” pero no “comparte” la resolución , ha anunciado en comparecencia ante los medios de comunicación que el ayuntamiento de la capital dejará de organizar los Juegos Escolares, por ser una competencia impropia delegada de la Junta de Castilla y León, a la que devolverán la organización de los mismos, que se tendrá que encargar directamente de ello o a través de las distintas delegaciones provinciales de las federaciones deportivas.
El asunto comenzó en el mes de marzo del año 2.010 cuando la Inspección de Trabajo realizó varias visitas al pabellón de San Antonio y a diferentes centros escolares, entrevistándose con distintas personas para comprobar las condiciones de organización de los juegos deportivos. También requirió documentación al Ayuntamiento de Ávila, citando a las delegaciones provinciales de baloncesto, balonmano, voleibol y hockey, para comprobar el procedimiento de pago a los monitores de estas actividades deportivas en los Juegos Escolares.
Un año después del comienzo de las actuaciones anteriores, por parte de la Inspección de Trabajo se levantaron el 11 de marzo de 2011 “sendas actas de liquidación a la parte demanda (Ayuntamiento de Ávila) al comprobar que entre las partes existía una relación laboral”, tal y como señala la sentencia del Juzgado de lo Social. El Patronato Municipal de Deportes presentó alegaciones a dichas actas, argumentando “la inexistencia de relación laboral con los monitores, bien porque el empleador lo sería la propia Delegación Provincial, bien porque los servicios se habrían prestado a título de amistad”.
El Juzgado de lo Social desestimó las alegaciones presentadas, entendiendo “la concurrencia de dependencia y ajenidad” en la relación entre el ayuntamiento y los monitores deportivos, en base a numerosas sentencias anteriores sobre hechos similares. El órgano judicial estima que “la organización y gestión del deporte escolar corresponde al Ayuntamiento de Ávila, aunque sea por delegación de la Administración de la Comunidad de Castilla y León«, siendo el Patronato Municipal de Deportes “quien decide, en última instancia, qué monitores se ocupan de las actividades” que “aunque formalmente, según convenio”, corresponde organizar a la delegación deportiva “el presupuesto de funcionamiento, el horario y las demás circunstancias necesarias para su inicio” requieren la aprobación expresa del Patronato Municipal de Deportes, que es “quien aporta las instalaciones y medios materiales para el desarrollo de las actividades”, así como los “recursos económicos”. Incluso el modelo de recibí que firman los monitores era elaborado por el propio Patronato, quien “tiene el control directo e inmediato sobre el control de la actividad” y “se encarga de asegurar a los participantes”.
En sus fundamentos de derecho, el Juzgado de lo Social indica que no es “posible apreciar que los servicios se presten a título de amistad cuando hay una retribución por medio” que es “una cantidad fija mensual”, manifestando los propios monitores “que las escuelas deportivas de las que dependen son municipales”. Además, “los monitores carecen de la mas mínima organización empresarial, no figuran dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos ni a efectos fiscales en el ejercicio de actividades profesionales”.
En base a las argumentaciones anteriores, la justicia ha estimado la demanda de la Inspección de Trabajo, declarando como laboral la relación existente entre los monitores y el Patronato Municipal de Deportes. Se obliga al Ayuntamiento de Ávila a dar de alta con carácter retroactivo a los monitores en la Seguridad Social, imponiéndole al mismo tiempo una sanción y además condenándole al pago de las costas procesales.
El grupo municipal socialista ha pedido la potenciación del deporte escolar
Relacionado con los Juegos Escolares es la queja hecha pública en la jornada del miércoles por parte de la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Ávila, Yolanda Vázquez, solicitando que el Ayuntamiento se implique más en la potenciación de la participación en los diferentes eventos deportivos que se organizan a través de los Juegos Escolares, para que la información y difusión de éstos incentive a los alumnos a participar en los mismos.
Dicha solicitud viene motivada por el escaso número de participantes en la jornada local de campo a través celebrada en el Parque de El Soto hace un par de semanas, ya que sólo hubo cinco atletas para un total de cuatro categorías, que tuvieron que competir todos juntos porque si no lo hubieran hecho consigo mismos.
Yolanda Vázquez ha trasladado al equipo de gobierno, a través de la Comisión de Cultura, el malestar generado por la falta de previsión en un evento del que es directamente responsable el Ayuntamiento de Ávila. Considera la concejal socialista que “los juegos escolares son una de las mejores formas de que los niños se inicien en el deporte”.