@deportesavila / Se había anunciado que su futuro se decidiría esta misma semana. Hoy miércoles en rueda de prensa se ha anunciado la continuidad una temporada más de Jonathan Prado al frente del primer equipo del Real Ávila, con el que ha terminado sexto en su primer año al frente del banquillo.

El director deportivo del Real Ávila, Carlos González, ha calificado de “excepcional” el trabajo realizado por el entrenador, mostrándose por ello “contentos tanto la directiva como la plantilla y el resto del cuerpo técnico”, por lo que no han tenido ninguna duda en proceder a su renovación.

Desde hoy empieza el proyecto de lo que será la temporada 2019/2020”, ha señalado González, que espera que el club disponga de las ayudas que les están prometiendo las instituciones, para un equipo “histórico de capital de provincia que las necesita, que competimos con otros clubes de ciudades que apoyan de verdad a su equipo. A nosotros realmente nadie nos ayuda, ni a nivel de infraestructuras, a pesar de como está el campo y de nuestro proyecto de crear instalaciones deportivas nuevas, estando en la cuarta temporada sin haber podido hacer nada, ni tampoco nos ayudan en el tema del césped. Competir contra los demás, como debería hacer este club, nos resulta complicado”.

Nos nos rendimos, seguimos luchando y reinventándonos para poder estar a la altura de lo que este club se merece. Estar arriba es el objetivo de todos, para poder luchar por objetivos mayores”, ha indicado el director general del Real Ávila.

Por su parte, Jonathan Prado ha expresado su gratitud al club por confiar en él para la próxima temporada, habiendo tomado la decisión de seguir de forma “fácil y rápida” porque “estoy muy contento con la gente del club y con la ciudad y quiero seguir el trabajo que empezamos la temporada anterior”.

Para mí es un reto el poder crecer con el club y dar una continuidad al trabajo que se hizo la temporada pasada”, para lo que estima el técnico que hay que “mejorar muchas cosas, en el día a día de la organización interna nuestra y a nivel deportivo, para trabajar como un club que debe estar arriba. “Yo estoy aquí porque quiero ser ambicioso, pero tenemos que mirarnos nosotros dentro para dar ese salto de calidad”.

Respecto a la plantilla futura “tiene que ser competitiva y que el jugador que tenga menos importancia sea competitivo en el día a día. Ese perfil es una de las cosas que nos ha faltado esta temporada, que es difícil encontrar. Es una de las cosas que tenemos que empezar a trabajar”. Anuncia Prado que “habrá una base importante de lo que ha sido el Real Ávila este año, teniendo en cuenta que los jugadores tendrán sus ideas y proyectos deportivos y habrá que ver si están en la misma dirección o deciden toman otro camino diferente”.

En el trabajo del día a día el técnico quiere contar con un campo alternativo para realizar un par de entrenamientos a la semana fuera del estadio, sacándole de él los de la cantera. Así descansaría el terreno de juego cuatro o cinco días de la semana. También pretende definir una serie de protocolos para que la gestión de vestuario, futbolistas-club, se lleve más rápido. A nivel de estructuras de club cree que existen “una serie de áreas en las que hay que darlas la vuelta para coger una profesionalidad, que a medio y largo plazo puedan ser un referente”.

Para la próxima temporada Jonathan Prado tratará de mejorar en el campo las transiciones del equipo, que son fundamentales en Tercera División, además de dotarle de mayor físico y reforzar la línea de ataque y que “mis equipos sean camaleónicos y se adapten a todos los contextos que te da el juego para lo que debemos de tener una plantilla muy compensada y con diferentes perfiles, con jugadores que puedan actuar en distintas posiciones. Ahí tenemos que dar un salto de calidad para ser competitivos”.