@deportesavila / Afincada en Ávila desde hace años, la atleta Jacqueline Martín ha anunciado a través del club al que pertenece, el Fútbol Club Barcelona, que se retirará cuando termine la próxima temporada. El atletismo español -y por supuesto el abulense- perderá para la competición a una de las mejores fondistas nacionales de toda la historia, ejemplo para las nuevas generaciones por su trabajo, constancia y esfuerzo, habiendo estado al más alto nivel competitivo durante décadas.

Cuando tenga 45 años de edad, la barcelonesa dirá adiós a una dilatada y gloriosa carrera deportiva que la ha llevado a ser la tercera corredora del planeta con más participaciones en un mundial de cross, concretamente 14. Además ha competido en ocho campeonatos de Europa y sumado nueve títulos de campeona de España, cinco de ellos en categoría absoluta.

Su trayectoria ha estado casi desde el inicio ligada al FC Barcelona -25 temporadas como azulgrana-, incluso cuando fue madre hace once años. El club le mantuvo la ficha y tras un parón de nueve meses y con la ayuda de su marido volvió a competir hasta lograr clasificarse para un mundial de cross.

Jacqueline ha podido rivalizar con las mejores fondistas del mundo, siempre teniendo como entrenador a Vicente Egido. Su especialidad ha sido el cross, pero también ha participado en pruebas en ruta de 10 kilómetros y de media maratón, así como en pista donde logró la medalla de plata de los 3.000 m. en el campeonato Iberoamericano que tuvo lugar en Huelva en el 2004. Un año más tarde se proclamaría campeona de España en Madrid sobre la misma distancia en pista cubierta.

Tras meditar mucho la decisión, la atleta catalana considera que “es momento de dejar paso a las nuevas generaciones”, después de haber participado en más de 300 pruebas. Hasta que la retirada se produzca, en los próximos meses los aficionados al atletismo podrán seguir viendo como sobresale en las carreras la figura de Jacqueline Martín con su 1,86 metros de altura.

Foto: FCB – Paco Largo