@deportesavila / De muy buena puede considerarse la actuación de los triatletas abulenses José Hortigüela López y Enrique Muñoz Berrón en el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia. Y no porque estuvieran en las primeras posiciones, sino porque ya es todo un éxito terminar esta exigente competición.

Los participantes han tenido que enfrentarse a un primer segmento de 1,5 kilómetros de natación (inicialmente eran 3 pero se han reducido a la mitad por la temperatura del agua), 113 kilómetros en bicicleta y 30 kilómetros de carrera a pie. Todo un reto solo apto para súper deportistas.

El mundial se ha celebrado este sábado en Pontevedra, donde se ha impuesto Javier Gómez Noya en un tiempo de 5 horas, 5 minutos y 37 segundos, por delante de Pablo Dapena, que ha llegado en 5:11:21. Dos gallegos profetas en su tierra al frente de la clasificación, completando el podio el esloveno Jaroslav Kovacic en 5:12:02.

José María Hortigüela ha ocupado el puesto 108º de la general entre los 523 triatletas masculinos que lograron acabar.  Era el 24º en su categoría de 40 a 44 años, donde destacaba por su sexta posición en natación. Paraba el crono en 6:37:31, después de efectuar 26:57 en la prueba de natación, 3:41:11 en la de ciclismo y 2:20:58 en la carrera a pie, dedicando el tiempo restante a las transiciones.

Por su parte, Enrique Muñoz concluía en el lugar 371º de la clasificación general y el 68º entre los de 45 a 49 años. Su tiempo era de 7:50:19, el resultado de sumar 41:02 a la natación, 4:08:33 a la bicicleta y 2:46:11 a la carrera a pie, además del período dedicado a las transiciones.

Foto: @triatlonavila