La Copa de Castilla y León de hockey sobre patines tuvo lugar en Burgos con la participación de cuatro equipos: Laguna Negra, Burgos B, Burgos A y el Hockey Club Patín Ávila. En la primera semifinal se medían el conjunto soriano del Laguna Negra con el equipo B de Burgos, con victoria para el primero por 4-1.

El H.C.P Ávila, que había confirmado su participación en el torneo copero el día anterior a jugarse la competición, se enfrentó en la segunda semifinal al Burgos A, claro favorito por tratarse de un equipo recién ascendido a la división de plata del hockey patines español.

El encuentro fue dominado claramente por los burgaleses que ganaron por 6-0 a los abulenses, que ya perdían al descanso por 5-0, dedicándose los anfitriones durante la segunda parte a controlar el partido y guardar fuerzas para la final, en la que derrotaron por 8-1 al Laguna Negra, proclamándose campeones de la Copa de Castilla y León. El H.C.P. Ávila no se presentó a disputar el choque por el tercer y cuarto puesto ante el Burgos B.